Precious Blood Nun Developes Skill as Bookbinder for Five Libraries

Hay muchas noticias en la web de mujeres dedicadas a la vida conventual que se ocupan del quehacer ligatorio, ya conservando su patrimonio o encuadernando libros nuevos.

Aún en México don Manuel Romero de Terreros menciona en su ensayo Encuadernaciones Artísticas Mexicanas a las monjas del convento de Santa Teresa, donde se editaban pequeños libros en pergamino con los titulos predilectos del oficio.

Esta imagen es parte de una crónica de la labor que sor Mary Engelbertha de las Hermanas de la Preciosa Sangre llevó a cabo desde 1960 en distintas ciudades del estado de Ohio, EU.

Link

Precious Blood Nun Develops Skin as Bookbinder

Dejar un comentario