papelpost-(1)

Un estrepitoso chorro de agua cae en la aplastada tina. El líquido sale y da bandazos como anticipándose a la tormenta que se avecina.

El fuego lame, dolorosamente, el fondo ennegrecido y lustroso del balde que bulle incesante. Para saciarle, caen pedazos de telas y vegetales, girones que se despedazan formando una masa viscosa de olor penetrante. ¿Cual será su destino?

Todo se paraliza. Un atronador ruido, como de máquina ruidosa, nos sacude. La masa viscosa da vueltas a toda velocidad. De repente el tiempo se detiene. Vuelve la calma. Todo es frío.

La masa viscosa se separa, se rompe por un recto ángulo que chorrea o tal vez babea la sabia de los tiempos, más allá de la memoria.

De nuevo la violencia domina el proceso. Ruge la presión. Llora la masa, ahora atrapada en su forma por lo que fue el recto ángulo.

De pronto todo es suave, la historia se presenta con la belleza de los ciclos que se vuelven a cumplir una o muchas veces, transformándose como delicada y hermosa hoja de papel que retiene y conserva la memoria de la humanidad.

Antonio Pérez (Ñiko) Diseñador Gráfico

El maestro Antonio Pérez, mejor conocido como Ñiko, es docente de la facultad de Artes Plásticas de la Universidad Veracruzana donde fue editado este texto como colofón al libro “El papel del Papel” del maestro Raúl Alfaro Torres en 1994.

A Ñiko aún cuando no cursé sus asignaturas, al maestro Raúl Alfaro y a Lázaro Gracia, los tres naturales de Cuba, les debo gran parte de mi formación como artista plástico. Dejo el link del blog de Ñiko para que vean su trabajo y buenas letras:

Link: 

Soy tímido, pero me defiendo

  • responder Daniela Ruiz Goyzueta ,

    Hi! I´m a student of the ENAP, but, I´m from the Federal Distrit. I would like to know if there is some posibilities of a new edition of this wonderful guide-book, because I´ve got one the 1994 edition, and I do love it. Congratulations for the articles, for sure now I´m a fan.
    Well please let me know and stay like this for everyone who has this kind of interest at this article
    Daniela R. Goyzueta

    Dejar un comentario