Modelo anatómico de una encuadernación en tapa suelta

Vista anterior del modelo anatómico
Vista posterior del modelo anatómico
Vista frontal donde se observan las ventanas que dejan ver la costura, el endose de tela, el enlomado y un endose de fuelle.
Vista general de la cartera con lomo y puntas de cuero y papel decorado al engrudo
Apertura del modelo anatómico donde se ve la función del endose de fuelle
Acercamiento a las ventanas del lomo
_ade4724
Ventana sobre la tapa anterior en la que se aprecia la capa de papel decorado, la capa de compensación, el cartón y la guarda.
Lado opuesto de la ventana donde se aprecia el compensador interno y la guarda.
Vista general del modelo por la parte posterior

Este es el cuarto modelo anatómico y corresponde a lo que tradicionalmente se conoce como Encuadernación en Tapa Suelta. El término anterior es algo ambiguo como tal y por tradición es utilizado mayormente en España y menos en México hasta estas épocas. Tipicamente es una encuadernación encajada como los modelos segundo y tercero que aqui he puesto salvo la incorporación de un endose de fuelle que brinda al lomo mayor estabilidad dimensional en aras de una mejor apertura.

El cuerpo del libro fue cosido con una costura seguida plana, lomo redondo y con cajo, las guardas son de papel Ingres de 120 gr. la cartera es con puntas o cantoneras en cuero y papel decorado al engrudo.

A. Recubrimiento pegado a un lomo cuadrado B. Lomo rendondo con el recubrimiento pegado al lomo C. Lomo redondo con endose de fuelle

Los antecedentes de esta encuadernación también los podemos buscar en la encuadernación semi-industrializada de inicios del siglo XX, momento en que las editoriales vestían aún sus libros con cierto lujo pero adoptaban progresivamente técnicas que aumentaran el ritmo de producción en los talleres.

Dejar un comentario