La encuadernación y nuestro tiempo. Reflexiones para un contexto adverso.

martinpost-(1)
Las Églogas y Georgicas en latín e inglés. Vol. I: Las Églogas. Encuadernación entera en piel de becerro y mosaicos de Pierre Lucien Martin

“La Encuadernación es un oficio estrechamente ligado a su época, debe formar parte de su tiempo bajo pena de desaparición”. Pierre-Lucien Martin (1913-1985)

Pierre-Lucien Martin, uno de los mejores encuadernadores de arte en Francia, recapituló esta frase con suficiente conocimiento de causa, nació durante la crisis de la Primera Guerra Mundial, y siendo ya uno de los encuadernadores mas reconocidos de su tiempo mantuvo su taller antes, durante y después de la Segunda Guerra Mundial.

En estos tiempos de crisis económica y que el primer mundo anuncia su derrumbe (quizá otra estrategia del capitalismo voraz) cabe preguntarse que posición toma el encuadernador de arte en los distintos países donde se ha desarrollado, si toma conciencia de su realidad o se limita a mirarla de soslayo.

Aqui en México y por muchas razones la encuadernación no ha salido de sus primeros balbuceos, hay mucho ímpetu por el aprendizaje de la técnica, pero como arte, es decir, como un ejercicio crítico de nuestra realidad sigue siendo practicamente inexistente. Esta será siempre la diferencia entre una linda manualidad y el arte.

  • responder Alicia Portillo ,

    Un ejercicio crítico de la realidad, exige ver la realidad, en México la realidad literaria ha tenido más percances que apoyos y, tal vez, hasta que haya suficientes artesanos o profesionistas del libro, éste pueda ser un ojeto de aprecio más hallá de la lectura básica. Tal vez entonces el libro sea considerado una expresión artística.
    Gracias, Rodrigo, por dedicarnos en la ENAP tanto tiempo con tus conocimientos. A muchas personas se les ha abierto un panorama novedoso que les ha modificado, para mejorar, la perspectiva de su profesión, el diseño editorial. Espero que podamos contar contigo en otras ocasiones.
    Alicia Portillo

    • responder Lorena Lowe ,

      Estimado Rodrigo, este ultimo articulo, bastante sentido en sus reflexiones, me hace reflexionar a mi tambien luego de haber leido por alli, que en la ultima feria de libro realizada, hicieron una encuesta donde por resultado el libro pasaria hacer un libro virtual o computarizado; esto me lleno de horror.
      Viviendo aqui en europa, donde la crisis financiera se deja tocar, te podria decir que el alma del artista se sigue aferrando a su arte, y estoy segura que el amor al libro tal cual como se conoce en nuestro medio seguira triunfando a pesar de las crisis , asi como este sobrevivio a la primera y segunda guerras mundiales.
      Nosotros como encuadernadores, debemos luchar por seguir en este arte y debemos sobre todo pasar nuestros conocimientos a las generaciones por venir, para que no suceda lo que hasta ahora a sucedido en latinoamerica, donde la encuadernacion esta casi perdida y fue tomada por la encuadernacion anillada. Pasa en mi pais Venezuela, Mexico, Colombia y me imagino otros.
      Creo, que si la crisis nos afecta mucho, lo digo por el costo de materiales, debemos ser mas inventivos en la busqueda de estos.
      Como latinos tanto en tu pais como el mio debemos rescatar la encuadernacion y lograr ponerla en un escalafon superior a la tambien nombrada linda manualidad. Como lograr esto???, pues siendo mas criticos en nuestros conceptos, no solo al ver la obra de un colega amigo sino al poner nuestras propias obras en manos del expectador. Estoy segurisima, que podriamos lograr que los bibliofilios europeos vean con buenos ojos a los artistas latinos.
      Besos, amigo y te sigo leyendo.

      Dejar un comentario