La Encuadernación de Arte Contemporánea. Ana Ruíz Larrea: Encuadernadora

nijalsaga

Ana Ruiz Larrea, Premio a las mejores encuadernaciones artísticas del Ministerio de Cultura en 1994, es la responsable de la encuadernación del poemario de Ángel González V Premio Reina Sofía. La obra, efectuada en su taller en Aravaca, se incorporó a la Real Biblioteca, que continúa así enriqueciendo su colección de encuadernaciones y manteniendo la tradición de los ejemplares con cifra destinados a personas reales. La encuadernación realizada para la última edición del Premio Reina Sofía, concedido a Alvaro Mutis por Summa de Maqroll el Gaviero: poesía 1948-1997, es un trabajo de mosaico ejecutado en boxcalf azul lavanda y piel impresa en plata, trabajada a máquina y a mano, en la que la cifra real de la Reina y la corona real se integran en un juego simbólico que enlaza con los elementos constitutivos del libro.

¿Qué lugar ocupa actualmente la encuadernación artística?
La encuadernación de arte contemporánea está ocupando un lugar cada vez más importante, sin que esto signifique que haya que olvidar la encuadernación clásica. Lo que no se puede, olvidar, en ninguno de los casos, es que, ante todo, en la encuadernación decorada ya sea clásica o moderna, todo se supedita a una técnica perfecta; no sirve una decoración maravillosa y elaboradísima si el libro está mal construido. Por otra parte, la encuadernación de arte -como su propio nombre indica- debe estar en conexión con las corrientes artísticas actuales.

¿Qué relación establece entre el libro y su encuadernación?
Todo en la encuadernación de un libro tiene que estar en armonía, desde el grueso de los cartones y de la piel hasta los materiales, color y diseño. Y el punto de partida será siempre el propio libro: su tipografía, el papel, la puesta en página, las ilustraciones, el color de la portada, y, por supuesto, el texto. De tal manera que, cuando el libro esté terminado, sea un conjunto que hable, que produzca sensaciones; en cualquier caso, nunca indiferencia.

¿Qué se pretende ofrecer a quien encarga una encuadernación de arte?
Cuando la obra está terminada es importante que el receptor tenga las mismas sensaciones y sentimientos que yo he experimentado al hacerla. Es maravilloso entregar un libro envuelto y que el cliente lo vaya abriendo y descubriendo poco a poco. Hay todo un intercambio de sentimientos. Es un poco angustioso y al mismo tiempo difícil, pero, sobre todo, apasionante.

¿De dónde procede la demanda de la encuadernación de arte contemporánea?
Hoy en día la demanda de encuadernación de arte contemporánea es escasa en España. Los bibliófilos de toda la vida siguen con sus, gustos clásicos y no siempre entienden Las nuevas corrientes. Sin embargo, hay un grupo de personas sensibles a este tipo de encuadernación. En cuanto a las instituciones, desgraciadamente, la demanda es muy escasa, no sólo por falta de presupuesto, sino también por falta de interés hacia este tipo de encuadernación. Es una pena que las entidades públicas no protejan una artesanía que en los últimos decenios se ha convertido en un arte en el más amplio sentido de la palabra.

¿Qué opinión le merece la idea del Patrimonio Nacional de recuperar la encuadernación de cifra para el ejemplar destinado al Rey?
Esta idea me parece excelente, ya que no sólo permite seguir aumentando los fondos de encuadernación de la Real Biblioteca, sino que introduce la encuadernación contemporánea en un lugar privilegiado. Para un encuadernador es un desafío importante y maravilloso el tener que utilizar la inicial de la Reina con la corona y no caer en lo clásico, cuando se trata precisamente de hacer un trabajo actual, que perdure a través de los años y que sea plásticamente bello. Por esta razón precisamente, yo he partido de la “S” coronada para decorar mis encuadernaciones, sin tener muy en cuenta el tema del libro. En cambio he utilizado materiales y colores distintos que se adaptan, en cada caso, a lo que yo he sentido al leer las obras: tratan de transmitir un clima.

  • responder Wiesner Andres Agreda ,

    Que bueno que estén promoviendo la encuadernación artística. pero mas que la pasta es la técnica interna del libro; como ustedes lo destacan, cada cuanto hacen el concurso y que requisitos piden para poder participar.

    Dejar un comentario