Entrevista con Sergio Sánchez Santamaría. Grabador

Santamariapost-(1)

3 de octubre de 2007. Café de Carlo. Colonia Roma

Yo no se hacer nada más que grabar y no podría hacer nada más que grabar -menciona Santamaría-

En una tarde lluviosa nos reunimos Sergio Santamaría grabador y especialista en ex-libris, y un servidor para tomar un buen café y charlar sobre el oficio de grabar ex-libris. Esta es nuestra charla y les pido una disculpa por lo natural que salieron las preguntas y respuestas pero vale la pena mantenerlas tan frescas y amenas como aquel día.

Santamaria- (7)

1. ¿Cuales fueron los motivos para que comenzaras a trabajar en los ex-libris?
Mi llegada a los exlibris fue muy circunstancial, no fue premeditado y a la vez fue como cuando conoces el amor, es decir lo ves y no planeabas encontrarlo. Fue por un amigo que me platicó que daba clases en la Escuela Nacional de Artes Plásticas.

2. ¿Cuales han sido los motores que te han inspirado a crear tus ex-libris y que relación crees que guardan con el libro y su propietario?
Esta situación es muy contradictoria, por que ahora se juzga mal entre algunos de mis maestros cuando estudiaba, decían que los encargos no eran tan artísticos y yo me clave con eso, por que incluso Alberto Beltrán que fue mi maestro, estaba divorciado de las galerías, pero claro él vivía de la ilustración y no tenía necesidad de ofrecer su trabajo en galerías, pero yo leyendo las vidas de Leonardo, de Miguel Ángel, de Durero, de los grandes maestros, me di cuenta que ellos casi todo lo hacían por encargo y de pronto me vi en una contradicción por que un maestro dice “un artista no hace encargos” y yo leo que los grandes artistas lo hacían mi única respuesta era ¿Hay algo mágico en eso?.

Yo creo que teniendo la habilidad o la cualidad de desarrollar una imagen digamos en pintura, grabado o escultura, que se funda, es decir alguien llega con un tema y se lo da al artista para resolverlo a su manera y estilo pero con la idea de otra persona y mas en un libro por que es el grabado del artista pero también es de quien lo mando hacer por que sin su concepto de lo que quería que se solucionara en forma, no se podría hacer lo que se pide, así que se parte también de una temática, de un discurso, de narrativa, del tema a resolver en imágenes.

3. ¿Cuáles son las etapas para realizar un ex-libris?
En ese caso sucede algo bien interesante. Hay un maestro que dice que el necesita encerrarse días, convivir, ver que comen que libro les gusta, que filosofo lee. Yo no, con dos o tres palabras que me digan me es suficiente para saber lo que se quiere, lo cual no significa que sea la verdad absoluta, es mi verdad en ese momento en un trabajo especifico para una persona especifica. Además yo me quedé muy prendido con algo que me dijo Selva Hernández, que en Europa una vez llegó un grabador a ofrecer sus ex-libris en las reuniones de exlibristas y se sentó con su linóleo, platicaba un ratito, se le decía que se quería y hacia los ex-libris en el momento para después enviarle una copia, así que esa ha sido mi filosofía, es mas práctico y mas espontáneo.

4. Pero aún así te anima un espíritu al crear de forma espontánea y no depender tanto de quien te encarga el ex-libris, a ti de antemano te anima una cosa distinta en cada pieza. ¿Cuales fueron esas constantes para crear ciertos motivos u otros?
Yo de pronto, me llego a contradecir. A veces me digo, tienes que saber todas las reglas y después las vas a tener que olvidar. La elaboración de un ex-libris es tan rígida y a la vez tiene que ser tan suave, es decir, tienes que saber las reglas, que es de un formato, que es de una técnica, que debe tener ciertos valores dibujísticos y una visión conceptual de cómo vas a componer todos los elementos, la armonía, la composición, las letras, el todo, pues nada esta demás ni de menos pero a la vez también tan libre para resolverlo a voluntad.

5. Tienes las reglas pero esas las reglas las utilizas a tu favor, y por ejemplo en algún momento de todos tus ex-libris te llamo poderosamente la atención alguna encuadernación para un ex-libris en particular, o te llamo la atención el libro en particular o la colección?
El punto tangencial en donde aprecié la encuadernación sucedió hace como 10 años. Estando yo en el Taller de Gráfica Popular, iban niños, señoras, señores, de todo, y había un maestro que cumplía sus horas, a veces daba clases y un día me llamo la atención que este maestro hiciera las tapas de un libro.

Me acerqué y el maestro me explicó que se podía hacer encuadernación con fotocopias o un libro viejito. A partir de ahí hice una encuadernación, mi primera encuadernación, con lomo redondo, pasta dura, con costillas, a la holandesa decía el maestro con Keratol rojo y azul. Lo maravilloso de ahí es que te daban todos los materiales, y el maestro decía “si quieres aprender yo te enseño y no te va a costar nada” y aún así nadie iba y entonces un día me dije ¡Pues voy a aprender pobre maestro!

Ese fue mi primer acercamiento, por que realmente yo no apreciaba ese trabajo y en la escuela no te enseñan a apreciar este tipo de trabajos. Siento que hay un gran vacío en la escuela sobre este tema, en la escuela se busca que hagas instalación, construcción del objeto, del espacio… a ver Europa y no ver que en nuestro país que hay cosas interesantes. Siento que ahí si hay una falla tremenda en las escuelas.

6. ¿Tu interés por los ex-libris nace por tu afición al grabado más allá del libro?
Fíjate que si está mas enfocado al grabado. Cuando yo hice mis primeros ex-libris y fui con mi maestro Alejandro Alvarado, académico de la ENAP me invitó a ver algunos ex-libris que el tenía, el que me llamó la atención fue uno elaborado por su padre, pero no por que me haya comentado algo, sino por la propia manufactura y además el maestro tenia un contacto en Italia que le enviaba ex-libris europeos y yo veía la finura, el trabajo, el dibujo, los contrastes, todos los elementos y entonces yo dije, quiero hacer mis ex-libris, quiero hacer mas de esto. No lo razonaba tanto para los libros, que vuelvo a lo mismo, es por falta de información, joven de 20 años, sin nadie como guía solo eres una esponjita que absorbes de lo que te muestran, ya cuando lo recibes y comienzas a ver realmente y comienzas a ver la riqueza. Podría decir entonces, que mi acercamiento al ex-libris fue mas por el grabado que por el libro en si.

7. Por el momento tu etapa en el ex-libris ha cesado, quieres entrar en otra fase de tu trabajo realizando nuevos proyectos ¿Queda latente esta inquietud de volver a grabarlos?

Si no mal recuerdo en el libro del doctor de la Torre Villar menciona un grabador europeo que hizo miles. No recuerdo el dato exacto pero ahí viene. Eso también me jaló de inmediato, pensar en hacer miles de ex-libris.

Con el tiempo e ir viendo mas obras descubrí a un grabador que es muy bueno, el grabador vivo que mas ex-libris ha hecho, su temática es erótica, el enumera sus ex-libris y yo he contabilizado mas de 700. No lo conozco pero tengo algunos de sus grabados. Cuando yo hice mi ex-libris numero 300 sentí que era un número generoso, que ya merecía algo y que ya no quería hacer tanto cantidad sino calidad. Lo que podría decir es que en todo este año he hecho 30 ex-libris solamente. El último que termine es mi propio ex-libris que no tenía.

8. De la experiencia que has tenido en México ¿Crees que el tema del ex-libris es conocida o que se ha vuelto una moda? ¿Crees que el lector asiduo tenga una idea cabal de lo que es un ex-libris? ¿Crees que se ha desarrollado en México?
Yo creo que es como la evolución de las sociedades, un beneficio siempre tiene consecuencias inherentes. Que esta de moda, siento que si esta de moda, pero de moda entre 50 personas solamente, de un país de mas de 100 millones de personas, así que es mejor que esté de moda por que entonces de lo contrario solo lo conocerían 10 personas. Que esté de moda y que fuera una moda que se quedara sería ideal.

Una vez me escribió un maestro que estimo mucho, Ricardo Morales, en un texto sobre mi que decía que hay mucho joven que quiere hacer currículo para entrar a exposiciones y ese tipo de cosas, y a lo mejor no esta mal, pero como todo, de esas personas que quizá por moda vayan a salir grabadores que emitirán imágenes que lleguen a trascender y a enriquecer el imaginario colectivo.

Entonces de que quede encerrado, a que empiece a fluir, mejor que fluya y claro la Asociación Mexicana de Ex-libris , siento que ha sido también un buen foro de coleccionistas, creadores, investigadores, especuladores, teóricos del ex-libris, encuadernadores, editores, quienes formamos el gremio .

9. Háblanos de la Asociación Mexicana de Ex-libris.
Fíjate que es muy curioso, yo a Selva Hernández la conocí en una feria del libro en el Museo Nacional de Arte, hace como 10 años. Yo llegué y ella me comento que se podían hacer ex-libris, que los puedes encargar y entonces yo le mencioné que hacía también ex-libris, entonces me pidió que se los enseñara, platicamos, le gustó mi trabajo y de alguna manera ella ya tenia la idea. Yo me atrevería a decir que su tío Mercurio López es el máximo coleccionista de ex-libris de México, entonces estamos hablando de gente sensible, que colecciona, que ama a los libros, los ex-libris, el grabado, todo el arte que tiene que ver con los libros, que es un circulo, fragmentado quizá, pero que tiene que ver con los libros.

10. ¿Que tanto te llama la atención el hecho de que las artes del libro tuvieran una instancia que la reuniera y de ser posible como se te ocurriría empezar?
Es complicado por los tiempos de todos, por muchas situaciones. En el caso de la asociación es como el imán, el imán que nos pueda unir y unificar de alguna manera en cierto momento y cierto espacio, que es lamentable que aún con la difusión y con la moda, no sea convocatoria para las personas que deberían de estar.

Somos salmones una vez que salimos de las reuniones, pues cada quien a remar contra de la corriente y cada quien a ver como le hace y hasta que nos veamos hasta dentro de dos meses. Entonces siento que la Asociación es como un oasis, como todo también tiene sus carencias, siento que le faltan algunas cosas y otras que digo que bueno que sigan.

11. ¿Tienes algún tema en específico en relación a los ex-libris que te haya gustado más?
En eso puedo responder que técnicamente es el grabado en relieve: linóleo, madera de pie, de hilo. Y temas no tanto, aunque me inclino mas por el erotismo, aun así sobretodo la figuración, un poco mas académico narrativo, o sea contarte una historia, que me pueda tardar una hora contando de cada ex-libris, por que cada elemento, por que un primer plano, por que un segundo plano, por que nada mas una figura sola. Cada uno por más sencillo y chiquito tiene su historia.

12. ¿Se puede vivir del grabado haciendo ex-libris?
Yo doy clase de pintura en un centro cultural que se llama el circo volador y normalmente quienes van ahí son jovencitos de 12 a 24 años. El promedio es 18 años a 20 años y una vez una chica me dice: oye, yo quiero ser pintora, pero la verdad yo quiero ganar dinero y yo le dije que si quería ganar dinero que esta equivocada en querer ser pintora por que para ganar dinero se debería hacer otra cosa, pero no pintar.

Del grabado se puede vivir honesta y modestamente pero trabajando de lo que te gusta, por que ni siquiera lo sientes como un trabajo. Si se empieza por el negocio definitivamente es empezar por el final. Se puede vivir de hacer grabado pero se debe tener el oficio y el trabajo que te respalda, que el trabajo hable de ti. Se hace por cariño, por amor.

13. ¿Entonces te ves haciendo grabado toda la vida?
Si, totalmente. Yo no se hacer nada más que grabar y no podría hacer nada más que grabar. Alguna vez leí que José Clemente Orozco decía que un día le dijo alguien: oiga maestro si usted no hubiera sido pintor que hubiera sido y el contesto, si yo no hubiera sido pintor seria pintor. Yo digo lo mismo, si yo no hubiera sido grabador, sería grabador.

Dejar un comentario