Las encuadernaciones de los códices de Nag Hammadi

Códices Nag Hammadi
Códices Nag Hammadi
« 2 de 33 »

Aunque es una historia muy compleja -la del hallazgo de los códices de Nag Hammadi- y es posible que mi narración no esté exenta de vacíos e imprecisiones debido a que en un principio, el interés que ha suscitado el contenido de los manuscritos al correr del tiempo entre los especialistas ha sido motivo para relegar, a un segundo e injusto plano, los vestigios materiales alrededor de estos códices; aún con todo el motivo de este post es compartir una serie de imágenes que fueron tomadas poco después del hallazgo de estos manuscritos entre 1945 y 1956.

Los hechos clave que interesan de estas imagenes son:

  1. Aunque escritos en copto entre los siglos III y IV d.C. se estima que los originales griegos perdidos de los que provenían lo fueron entre los siglos I y II d.C. Se trata de los manuscritos mas antiguos que ocuparon el papiro para formar el cuerpo del libro por medio de uno, dos o tres cuadernillos por lo que reciben el nombre de códices monosección.
  2. El hecho anterior manifiesta el inicio, arqueologicamente hablando, de una preocupación por brindar a dichos cuadernillos de una mejor conservación y por tanto, marca el punto de partida de las primeras operaciones para la encuadernación de un libro.
  3. Estas operaciones son: La unión de los cuadernillos por medio de grapas de cuero; el refuerzo del cuadernillo por medio de una pequeña bisagra en el centro del cuadernillo para evitar el deterioro por la tensión de la costura; el empleo del cuero como material de recubrimiento; y el uso de cartonaje de papiro para formar un sustrato sólido sobre el que la cartera fuera eficiente en términos estructurales.
  4. Son las piezas arqueológicas mas antiguas, hasta ahora descubiertas, que demuestran el cambio de formato del antiguo rollo de papiro al códice encuadernado.
  5. Fueron encontradas en diciembre de 1945 por Muhammad Ali Khalifah al Samman en el macizo de Jabal Al-Tarif.
  6. Después de un período en el que los códices se disgregaron pasaron a formar parte de la colección del Museo Copto de El Cairo gracias a la intervención oportuna del gobierno egipcio.
  7. De los trece manuscritos que se encontraron uno de ellos se perdió por la ignorancia de la madre de Muhammad Ali Khalifah al Samman quien pocos dias después del hallazgo lo quemó en un fogón al pensar que el hallazgo de su hijo carecía de valor. De los restantes sobreviven once carteras de cuero con solapas y correas de cerramiento, algunas con restos de costura y cartonaje de papiro; el códice XII solo es un fragmento de papiro asi como un fragmento que se atribuye al códice XIII.

Agradezco muy en especial a la Claremont College Digital Library las facilidades que me dieron para navegar en la base de datos de este levantamiento arqueológico asi como la oportunidad de hacerlas públicas, ya que en la web solo se encontraban pocas imagenes de este registro mucho mas extenso por su naturaleza y el cual comprende: La ubicación geográfica del sitio arquelógico; las carteras y sus vestigios; y el proceso de rescate de todos los cuadernillos y fragmentos incluida la fase de estabilización individual de cada soporte papiráceo, asi como los retratos de los personajes que colaboraron en dicho hallazgo.

Espero sea de su interés esta galería de imagenes y espero como siempre sus comentarios.

Dejar un comentario