Un vistazo a la encuadernación etíope

Ethiopian Travelling Case
Prototipo de una encuadernación Etíope y mahdar. Rodrigo Ortega

“Etiopia esta ubicada al este de África, próxima a Egipto, con margenes sobre el Mar Rojo. Fue cristianizada durante los siglos V y VI quedando vinculada a la Iglesia copta de Alejandría”.

“Los metodos de encuadernación etíopes eran de origen copto y permanecieron inalterables desde entonces hasta el siglo XIII cuando comenzó la influencia islámica. Muchas veces se recurre a ejemplares etíopes para reconstruir los métodos de encuadernación copta”.

20_3

“El bloque del libro se componía de hojas de pergamino con dos a cuatro hojas en blanco al comienzo y final del mismo”. “Los cuadernillos se unían entre sí con una costura de cadeneta doble. Según la cantidad de costuras se empleaban dos o mas agujas”.

0c-3

“Las tapas eran de madera lisa, casi siempre dos piezas unidas, debido a la escasa dimensión de la madera con que contaban. Se sujetaban al libro con los extremos de los hilos de la costura. Con este fin se perforaba la tapa desde el canto hacia la cara externa”.

AlwanCodex1_144
Alwan Codex 1
AlwanCodex19_124
Alwan Codex 19

“Para cubrir el lomo se utilizaba un trozo de pergamino que se unía a las tapas. La cabezada era de cuero. Se confeccionaba con una tira mas larga que el lomo del libro, practicando perforaciones sucesivas y enhebrando por estas una segunda tira. La cabezada se cosía a la cubierta del lomo y los extremos que sobraban quedaban sueltos entre el cuerpo del libro y las tapas”.

AlwanCodex12_001
AlwanCodex32_119

“Las tapas se forraban por lo general en cuero de cabra color marrón o rojo ladrillo y se decoraban por fuera y por dentro con dibujos geométricos dorados, utilizando pequeños hierros. sin embargo a veces las tapas se cubrían con una tela blanca lisa. Para facilitar el traslado del libro se confeccionaban estuches de cuero con correas”.

Todas las citas fueron extraídas del libro Los Estilos de Encuadernación de José Luis Checa Cremades publicado por la Editorial Ollero & Ramos.

 

Dejar un comentario