Dos oficios distintos… una contradicción fecunda

womanbinderpost-(1)

No hay que ver demasiado esta imagen para saber de que se trata ¿cierto?. Vemos a una mujer que representa a una encuadernadora con los instrumentos de su profesión: una prensa de acabado, una encuadernación con broches, algunos pliegos que cuelgan de su cadera y en la antípoda de este ingenio visual un librero que circunda, desafiando la gravedad, el perimetro de su vestido.

tabletierpost-(1)

Esta otra imagen representa a un Tabletier, es decir, el artesano al que en la antiguedad y en pleno uso de las Tabulae Ceratae como soporte de escritura era el encargado de la talla de marfil para suntuosas tablillas de cera destinadas a los consules romanos.

Dicho artesano elaboraba -por lo menos hasta los tiempos de este grabado y los de la Enciclopedia Diderot- los objetos mas variados: peines, peinetas, tableros de ajedrez o de backgammon, dados, botones y mancuernas, todo ello usando como material el marfil, el hueso y el ébano.

¿Podríamos ver entonces un lejano antecesor en el tabletier? ¿Podría haber suficientes vínculos para pensar que el saber-hacer de un artesano le fué heredado al otro? y si es asi ¿Convendría acotar tales vínculos a una época, una región, la disponibilidad de un material o el fin al que se destinara un trabajo tan específico?

Una respuesta puede encontrarse en las placas de marfil que fueron talladas para encuadernaciones de aparato en Francia entre los siglos VIII y XIII del cual les dejo un ejemplo para que juzguen ustedes mismos.

Link:

Placa de marfil para encuadernación: Cristo en su majestad entre los Santos Pedro y Pablo

  • responder Galderich ,

    Preciosos y curiosos grabados nos muestras en este artículo. El trabajo en marfil en los diferentes oficios de la artesanía, en los más diversos objetos y desde épocas muy pretéritas sólo muestran el prestigio que tuvo este material.

    Dejar un comentario