Recibe Biblioteca Vasconcelos encuadernaciones de Buchdid

 

bookbinding

Exhibirán en las salas de exposiciones un total de 80 libros de encuadernación artística realizados por la encuadernador franco-mexicana.

La exhibición de esta muestra es coordinada por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, a través de la Dirección General de Bibliotecas, la Biblioteca México José Vasconcelos> y la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, a través de la Academia Mexicana de Bibliografía.

La encuadernación en los años 30´s. Parte II.

treintapost-(1)

Segunda parte de la nota publicada en la revista Arte y Decoración del año 1936. Como anteriormente les comenté, el plato fuerte del texto aparece en esta segunda entrega, y es sin dudas lo concerniente a la técnica del mosaico. Podrán leer como diferenciaban en la época un “mosaico verdadero” y un “mosaico falso”. Lo que hoy conocemos como técnica “borde a borde”, en los años 30´s se consideraba la forma más correcta de realizar el mosaico. Mientras que, la técnica más utilizada para el trabajo de decoración con mosaico, en esos años era casi despreciada.

Otra curiosidad que nos acerca al pensamiento de los comienzos del siglo XX, es la declaración de principios acerca de la mujer: “se destaca día a día en las artes manuales, y como esta dedicación les hace comprender y embellecer la vida, encaminándolas hacia las cosas nobles y gratas del espíritu”. Más claro imposible.

Hay otras cosas interesantes que nos ayudan a comprender como este arte ha ido evolucionando, los dejo para que las descubran…

Análisis de un repertorio bibliográfico sobre la encuadernación española. Antonio Carpallo Bautista

«Hasta la publicación de la obra “Análisis Documental de la Encuadernación Española”, no se había recogido un trabajo de investigación que recogiera los documentos impresos mas relevantes sobre la encuadernación española. Este trabajo analiza las referencias bibliográficas, incluidas en la obra anteriormente citada, estudiando las áreas temáticas, la tipología documental, la cronología de la producción,…

Encuadernar conservando…

conservativapost-(1)

Me llegó el pedido de un cliente, sobre la encuadernación de unas antiguas revistas, que deseaba reunirlas en forma de libro para evitar su deterioro. La primera intención fue hacerle una encuadernación clásica con costura, enlomado con primer y segundo refuerzo, capiteles pegados, colocación de guardas para luego meter en tapas. Este tipo de encuadernación, impediría el retiro o agregado de otras revistas, causaría uniones irreversibles de los materiales y dañaría el papel que de por sí se encontraba con un envejecimiento avanzado por la edad y la baja calidad de los mismos.

Broches y Ornamentos para libros. Biblioteca Académica de la Universidad de Tallinn. Estonia

El sitio web “Corchetes y ornamentos del libro” presenta una selección de diversos ornamentos históricos del libro entre los que se encuentran broches, bollones, esquineros en placa y escuadras de bronce, cadenas, sujetadores, placas centrales, cerramientos y una gran variedad de corchetes representativos del siglo XV al siglo XX. Los libros fueron seleccionados de la…

Carola Segura. Marmoladora

“Marmolar es muy sencillo.. se toman los colores, se agrega agua y hiel, y si flotan y estiran es que previamente se ha sudado sangre”. Un aprendiz atribulado.

Como parte del ciclo de entrevistas dedicadas a la mujer dentro de las artes del libro, estaba contemplada una marmoladora, de la que no sabía su nombre hasta que mi amigo Carlos Quesada me presentó a Carola Segura. Cuenta una vieja leyenda del Japón que el marmoleado fue regalo divino para un hombre llamado Jiyemon Hiroba en el año de 1151 en recompensa por su dedicación en la capilla Katusga. Como quiera que este oficio haya sido descubierto logró su difusión primero al cercano oriente, y bajo el nombre de Ebru fue utilizado en la India, Turquía y Pakistan alrededor del siglo XV. En el siglo XVI el marmolado llega a Europa siguiendo las rutas comerciales, y ya en el siglo XVII podemos encontrar notables ejemplos de estos papeles decorados en Francia, Alemania, Holanda, Inglaterra e Italia.

De la obligada secrecía de este oficio se cuenta lo siguiente: “Estos hermosos papeles decorativos eran muy estimados por los encuadernadores; para estimular una alta demanda, los marmoladores establecieron gremios y talleres en donde eran empleados jóvenes aprendices para ayudar en la producción. Se enseñaba a cada aprendiz solamente tan solo una parte del proceso de marmoleado, siendo obligados a trabajar entre divisiones de madera, de esta manera no podrían considerar lo que hacían otros trabajadores.Quién revolvía los colores, por ejemplo, nunca podía ver la receta para hacer el baño sobre el que se ejecutan los patrones, y probablemente, nunca tuvo ocasión de ejecutar algúno de los patrones del maestro. Los secretos prevalecieron en este nuevo arte, y los maestros fueron acumulando un saber que sus trabajadores nunca tendrían para elaborar sus propias hojas, de modo que impidieran a como diera lugar una posible competencia” The Ultimate Marbling Handbook. Diane Maurer-Mathison

En estas épocas en las que mucho se habla de arte, pero poco o mal se hace, podemos al menos contemplar estos procesos, sin más obstáculos para aprender que el trabajo constante y ciertas dotes innegables para la poesía multicolor que exige este oficio. Los dejo pues con algunos comentarios que a lo largo de un par de meses se generaron entre Carola Segura, excelente marmoladora argentina, y un servidor.