Vieja mano de encuadernador… mirada nueva de encuadernador

Bogbinderen

Nos hemos puesto nuevamente a trabajar en el foro Yahoo para dar con esta muestra virtual. El propósito de ella es hacer un sentido homenaje a artesanos que antaño hicieron su mejor esfuerzo por encuadernar y decorar un libro.

Los participantes escogieron una encuadernación significativa por su calidad artesanal, pero sobre todo, por el valor y estima que representan cada uno de los libros aqui presentados. En estos libros se hace patente una vez mas la dedicación y paciencia que se le puede imprimir al libro como objeto, ya el que ha sido prolijamente decorado o el de elegante y simple perfil.

Esperamos impacientes sus comentarios ya que el arte renace en la mirada de un nuevo espectador. Agradezco a Diego Herrera así como a los colaboradores que hacen posible este blog quienes les deseamos una muy feliz navidad en compañía de su familia.

Que disfruten de las imagenes a continuación. Den doble click para apreciarlas a un mayor tamaño.

Tratado de Encuadernación. Teórico práctico por José López Estrada

Durante un buen tiempo venía buscando referencias de algún manual o tratado de encuadernación que hubiera sido publicado en México en algún momento determinado. Me encontré con este Tratado de Encuadernación escrito por José López Estrada, la sexta edición que corresponde al año 1953, fue impresa en México por la Editorial Progreso. Lo que llamó…

Análisis de un repertorio bibliográfico sobre la encuadernación española. Antonio Carpallo Bautista

«Hasta la publicación de la obra “Análisis Documental de la Encuadernación Española”, no se había recogido un trabajo de investigación que recogiera los documentos impresos mas relevantes sobre la encuadernación española. Este trabajo analiza las referencias bibliográficas, incluidas en la obra anteriormente citada, estudiando las áreas temáticas, la tipología documental, la cronología de la producción,…

Encuadernar conservando…

conservativapost-(1)

Me llegó el pedido de un cliente, sobre la encuadernación de unas antiguas revistas, que deseaba reunirlas en forma de libro para evitar su deterioro. La primera intención fue hacerle una encuadernación clásica con costura, enlomado con primer y segundo refuerzo, capiteles pegados, colocación de guardas para luego meter en tapas. Este tipo de encuadernación, impediría el retiro o agregado de otras revistas, causaría uniones irreversibles de los materiales y dañaría el papel que de por sí se encontraba con un envejecimiento avanzado por la edad y la baja calidad de los mismos.

Broches y Ornamentos para libros. Biblioteca Académica de la Universidad de Tallinn. Estonia

El sitio web “Corchetes y ornamentos del libro” presenta una selección de diversos ornamentos históricos del libro entre los que se encuentran broches, bollones, esquineros en placa y escuadras de bronce, cadenas, sujetadores, placas centrales, cerramientos y una gran variedad de corchetes representativos del siglo XV al siglo XX. Los libros fueron seleccionados de la…

Carola Segura. Marmoladora

“Marmolar es muy sencillo.. se toman los colores, se agrega agua y hiel, y si flotan y estiran es que previamente se ha sudado sangre”. Un aprendiz atribulado.

Como parte del ciclo de entrevistas dedicadas a la mujer dentro de las artes del libro, estaba contemplada una marmoladora, de la que no sabía su nombre hasta que mi amigo Carlos Quesada me presentó a Carola Segura. Cuenta una vieja leyenda del Japón que el marmoleado fue regalo divino para un hombre llamado Jiyemon Hiroba en el año de 1151 en recompensa por su dedicación en la capilla Katusga. Como quiera que este oficio haya sido descubierto logró su difusión primero al cercano oriente, y bajo el nombre de Ebru fue utilizado en la India, Turquía y Pakistan alrededor del siglo XV. En el siglo XVI el marmolado llega a Europa siguiendo las rutas comerciales, y ya en el siglo XVII podemos encontrar notables ejemplos de estos papeles decorados en Francia, Alemania, Holanda, Inglaterra e Italia.

De la obligada secrecía de este oficio se cuenta lo siguiente: “Estos hermosos papeles decorativos eran muy estimados por los encuadernadores; para estimular una alta demanda, los marmoladores establecieron gremios y talleres en donde eran empleados jóvenes aprendices para ayudar en la producción. Se enseñaba a cada aprendiz solamente tan solo una parte del proceso de marmoleado, siendo obligados a trabajar entre divisiones de madera, de esta manera no podrían considerar lo que hacían otros trabajadores.Quién revolvía los colores, por ejemplo, nunca podía ver la receta para hacer el baño sobre el que se ejecutan los patrones, y probablemente, nunca tuvo ocasión de ejecutar algúno de los patrones del maestro. Los secretos prevalecieron en este nuevo arte, y los maestros fueron acumulando un saber que sus trabajadores nunca tendrían para elaborar sus propias hojas, de modo que impidieran a como diera lugar una posible competencia” The Ultimate Marbling Handbook. Diane Maurer-Mathison

En estas épocas en las que mucho se habla de arte, pero poco o mal se hace, podemos al menos contemplar estos procesos, sin más obstáculos para aprender que el trabajo constante y ciertas dotes innegables para la poesía multicolor que exige este oficio. Los dejo pues con algunos comentarios que a lo largo de un par de meses se generaron entre Carola Segura, excelente marmoladora argentina, y un servidor.

El libro de cintura en el arte medieval

Girdlepost- (14)

Wikimedia Commons publicó en el mes de octubre las imagenes de los libros de cintura que sobreviven en la actualidad, este fenómeno libresco tuvo tal influencia en los tiempos y modos de la lectura medieval, que ha sido motivo de representaciones pictóricas y escultóricas que evocan la versatilidad de este estilo ligatorio.

Pintores de la talla de Jan Van Eyck y otros maestros del arte sacro nos invitan a reflexionar el libro de cintura como un objeto que se sujetaba amablemente entre las manos, a admirar el reflejo de una época en la que el tiempo transcurría de otra manera: la tercia, la sexta y la nona en caso de que su estructura contuviera por ejemplo la «Liturgia Horarum».

De mi investigación sobre este estilo de encuadernación he preparado una edición de imagenes que espero disfruten, además los vinculo a Wikipedia para que su rutina se vea ofuscada con esta asombrosa historia visual.