Cabezadas. Elemento clave de la estructura y estética del Libro

Ese apéndice del libro llamado oreja…

digscripost-(1)
digscripost-(2)
digscripost-(3)
digscripost-(4)

Luego de que se han repartido los premios del post anterior, ahora si puedo comentarles un poco sobre esta encuadernación para dar paso a la consulta de la erudita ficha bibliográfica que lo acompaña.

Se trata de una encuadernación hecha en el siglo XII o XIII en el Reino Unido. Originalmente encuadernada en piel sobre tapas de madera, pero con una intervención posterior, probablemente del siglo XVIII, que le dotó de un fino recubrimiento en pergamino. Los cuadernillos fueron cosidos con tres cintillas hendidas de pergamino con cadenetas en cabeza y pie.

Como una constante en la encuadernación de estos siglos, la extensión de las tapas no supera las dimensiones del cuerpo del libro. Y lo mas interesante para el tema que hemos seguido en estos meses es la oreja, que está demás decir, guarda un sorprendente parecido con la del Ms. Latin 12020 de la Biblioteca Nacional de Francia.

La descripción fisica de este elemento dice “Lunette-shaped tabs at the head and foot (partially cut away) of the spine, lined with a fabric woven in pink and green and embroidered around the edge.” [Una oreja o lengüeta en forma de luna en cabeza y en pie (parcialmente cortada) del lomo, forrada con una tela tejida en rosa y verde y bordada alrededor del borde].

Quizás sea una tarea interesante poner en contacto a los conservadores de uno y otro archivo para sacar algunas conclusiones que confirmen la familiaridad de estas cabezadas. La que es propiedad de la BNF arranca en las tapas y no tiene forro de tela. Por el contrario el caso que les presento solo cubre la lomera y tiene una forma semicircular bien definida.

Post Scriptum

Hoy visitaba la web de la Biblioteca Nacional de México, en ella tristemente no hay grandes bases de datos que hagan un rescate visual de sus acervos, salvo el ya criticado Musicat, o el Patrimonio Bibliógrafico Mexicano y que acercan los libros antiguos a la gente común, tanto como la literatura ha logrado filtrarse en las telenovelas.

Revisaba las condiciones generales de acceso a la BNM y para resumir comento solo un punto entre muchos, que a mi consideración, necesitan ser revisados:

Las imagenes que encabezan este post pertenecen a un libro tres siglos mas antiguo que el libro mas antiguo bajo tutela de la BNM. Las mismas son de libre acceso (siempre y cuando se cite la fuente) lo que las hace prescindir de marca de agua y pesan originalmente 5 MB a una resolución de 300 dpi (Una calidad mas que suficiente para una buena impresión). Sobre las imagenes que entrega la BNM dice textualmente:

“Toda reproducción parcial o total del material bibliográfico de la Biblioteca Nacional deberá ser expresamente autorizada  por la institución, para ello, el usuario tendrá que presentar una carta que exponga los motivos sobre el uso que dará a dicha reproducción. En caso de ser autorizada, el usuario se compromete (mediante una carta compromiso) a hacer mención de los créditos correspondientes.”

“La reproducción digital de los materiales se entrega en formato PDF (sólo lectura) con marca de agua, que incluye el nombre de la institución y la leyenda: “La reprografía del material no implica la transmisión o el disfrute del derecho autoral de la obra” (ver ejemplos). El usuario se compromete a hacer uso de los materiales sin retirar las marcas y leyendas mencionadas.”

Con estos criterios burocráticos no hay vida que alcance para comentar sobre ningún libro de este acervo. Y ni hablar de los requisitos para obtener una credencial de investigador, porque la BNM ciertamente palidece en comparación de la Biblioteca Nacional de España nuestro referente mas cercano.

Hace falta un cambio de perspectiva que haga de la BNM un espacio mas abierto. Menos restrictivo y mas propositivo para la época que estamos viviendo. Si dentro de ella no se promueve a un público ávido, conciente y corresponsable por aprender sobre sus libros antiguos ¿Que podría importarnos a todos que un día nuestro patrimonio deje de existir?

Link:

Digital Scriptorium Database


¿…?

002368A

Observen cuidadosamente esta imagen, si, son los cantos de un libro encuadernado a finales del siglo XII o mediados del siglo XIII y… esta ocasión no pienso decirles nada mas porque ahora les toca a ustedes buscar, en alguna parte de este blog, un elemento similar, casi idéntico, que resuelva a su favor este enigma.

El primer lector que lo descubra y deje su comentario se ganará una de mis clásicas plegaderas de hueso. El segundo avispado que deje su comentario se ganará una plegadera fina para trabajo en piel. Y el tercer lugar, que no por ello menos retribuido, se llevará a su taller dos pares de botones de hueso japoneses.

Pueden dar click en la imagen para agrandarla y eso tal vez ayude…  pero si adivinanza requieren ¿Que es eso que cera tiene, pero que nunca se pule y sirve para escuchar?


Actualización 21/01/2010

Según el orden cronológico de los comentaristas, a quienes felicito por su respuesta, los premios se reparten como sigue:

A Javier Alcaráz de esta ciudad de México y a Hilke Kurzke en Alemania sus plegaderas. Alberto Chiaramonte que figuraba en los premios cede su lugar a Olaya Balcells quién se gana los botones de hueso que estoy seguro quedarán diez puntos sobre una caja japonesa.

Les agradezco a los cuatro sus comentarios y los demás no dejen de enviarme sus impresiones sobre esta imagen.


Kapitálek, kapitálek, kapitálek

cermanovpost-(1)

Gracias a Alberto Chiaramonte que encontró, quién sabe Dios como un enlace a la Universidad de Pardubice en la República Checa, podemos contemplar la presente investigación sobre cabezadas, a.k.a kapitálek, cuya labor corrió a cargo de la restauradora Tereza Cermanová.

La Universidad de Pardubice, ubicada en la histórica región de Bohemia, posee una Facultad de Restauración que entre otras especialidades ofrece la carrera de Restauración y Conservación de Papel, Encuadernación y Documentos.

Producto de esta carrera es el trabajo de Cermanová que sobra decir, está respaldado por numerosas fuentes directas y biblio-hemerográficas. Usen Google Translate para acercase al texto. No solo lo disfruten, borden.

Link:

Kapitálek. Elemento importante de la Encuadernación y su función


Una “Oreja”…

oreillepost-(1)
oreillepost-(2)

Y a la espera de que alguien mas conocedor nos pueda ayudar a la desambiguación del término “Oreille” u “Oreja” lo que les presento en este post es el prototipo de una Tranchefile a Oreille Brodée bordada sobre un liibro del siglo XIII catalogado en la Biblioteca Nacional de Francia como Ms. Latin 12020.

Esta oreja y su respectiva cabezada de doble chevron aparece debidamente explicada en el libro Tranchefiles Brodées de la BNF (espero no meterme en problemas por publicar la foto del original) pero creo que en aras de analizar una estructura del pasado, con todo lo que la manipulación del libro y el paso del tiempo implica, es para asumir el riesgo.

Esta oreja arranca al final de ambas tapas (otro prototipo está en el Banco de Imagenes de Cabezadas cuya extensión abarca unicamente el lomo) y su estructura primaria es un hilvanado que permite la urdimbre de los hilos de colores, cuatro según el manual de la BNF, y los cabos que inician el bordado se cortan y se esconden adecuadamente en uno de los extremos.

Seguiremos al acecho de nuevos bordados, ya Alberto Chiaramonte ha hecho lo propio revelando el misterio de una cabezada armenia realizada en Montefiascone, y tendré a fin de año novedades en el tema de las cabezadas griegas en correspondencia a la amabilidad de Giorgios Boudalis por enviarme su impresionante investigación en este rubro.


Cabezada bordada a chevrons…

altrapost-(5)

Fruto de la paciencia, y no menos hija de la crisis económica que impide a mis clientes depositar el importe de sus trabajos, fue esta cabezada bordada a chevrons del siglo XV. Consiste en un alma hilvanada sobre los cuadernillos, un alma secundaria en el exterior del lomo y el trenzado que se forma sobre la cofia de piel.

Aparece debidamente documentada en el libro Tranchefiles Brodées de la BNF y es otro de esos casos en que el esquema no nos brinda una gran ayuda, sin embargo, el libro que se lleva definitivamente las palmas a la confusión es Headbands: How to work them (en linea gracias a Google y bajelo bajo su propio riesgo) pues de un buen número de los esquemas expuestos no podríamos bordar ni una triste pulserita.

Quizá lo mas importante de bordar este tipo del cabezadas es mantener con buena forma el trenzado en forma de chevrons, antes de formar un montón de hilos sobrepuestos por acumulación en cada enlace. Preparo ya un pequeño video de muestra para su bordado, regalo de fin de año para ustedes mis lectores.

Cabezada rosarigasina y armenio-chilanga

altrapost-(4)
Cabezada rosarigasina a dos colores. Vista del lomo. Alberto Chiaramonte
altrapost-(3)
Cabezada rosarigasina a dos colores. Vista del frente. Alberto Chiaramonte
altrapost-(2)
Cabezada armenio-chilanga a tres colores. Rodrigo Ortega

Dicen que la ociosidad es la madre de todos los vicios, y en lo que toca al tema del bordado de cabezadas no hay mejor forma de progresar que tener un rato de ocio para develar algunos de sus misterios.

La primera cabezada la ejecutó Alberto Chiaramonte, mejor conocido como el Comandante Chiara, ilustre rosarino e infatigable investigador del tema. Su idea de elaborarla partió de un fragmento del libro La Encuadernación: Técnica y Proceso de Sün Evrard y Anne Persuy en el que se describe una cabezada en la que el alma superior puede tener un color distinto de la inferior pero sin aportar sin mas, ninguna guía o esquema.
¡No ganamos pero como nos divertimos! ¿No es hermosa? Es sin duda una cabezada de elegancia para el uso de la dama y el caballero bibliófilo.

La segunda cabezada esta hecha por un servidor a partir del modelo armenio descrito en el libro Tranchefiles Brodées de la BNF de aqui que este prototipo se llame armenio-chilango haciendo abuso del gentilicio de los naturales de la ciudad de México.

Y siempre hay algo raro con todos los esquemas para bordar cabezadas… parecen estar pensados para que la gente no aprenda a bordarlas… ¿Porque esto me recuerda siempre los primeros talleres que cursé?. Por la misma razón bordé una vez mas la cabezada armenia, logrando forrar por completo el alma secundaria (detalle color marrón).

Por cosas como estas vale la pena seguir en este mundo de mandones y mandados… y a propósito del rosarigasino… investigasiguen en que consigasiste este jeringogasoso… nos vegasimos en el proxigasimo artigasículo.


Portaregistros. Il nastro segna-libro

segnapost-(1)
segnapost-(2)

 La semana pasada compré un pequeño manual de encuadernación titulado “Il Legatore di Libri” de G. Guido Giannini y para sorpresa de Alberto Chiaramonte y de un servidor me encontré con estas dos páginas que describen lo que ultimamente hemos referido como portaregistros.

De la descripción técnica de este objeto intenté traducir lo mejor posible las siguientes lineas:

Realmente la mayor parte de los libros mas antiguos no usan portaregistros. Si los portaregistros se usaban, eran siempre independientes a la encuadernación; se adaptaban para los corales, para los misales, y siempre mas de uno por cada libro. Se mantuvo el mismo sistema que se usa hasta hoy: las cintas venían envueltas y cosidas a una pequeña argolla o a una pequeña y sutil bobina de bronce o de plata, que se llamaba, y se llama hoy en día, brucio.

De lo anterior se mantiene constante el argumento acerca de la independencia del portaregistros a la encuadernación, esto al mismo tiempo nos da una pista en torno a que estos objetos podían ser manufacturados por el mismo encuadernador o bien como un anexo posterior a su proceso de encuadernación. Del mismo modo se mantiene constante el uso que se daba del portaregistros en libros de carácter litúrgico y su eficacia para señalizar los oficios del año litúrgico.

Debo poner énfasis en la escasa desambiguación que puedo hacer de brucio, palabra que parece hacer referencia al acabado del bronce y de la plata.

De cualquier manera esta información nos cuenta mas acerca de la manufactura y empleo de este artefacto. Editado en los años setenta, este manual da un atisbo a un probable período de esplendor en el uso del portaregistros.


Bibliografía
  • G. Guido Giannini. Il Legatore di Libri. Settima edizione riveduta ed aumentata. 156 illustrazioni e 54 tavole fuori testo. Editori Ulrico Hoelpi. Milano. 1970

 

Link

Codice No. 20. EARA. Articulo de portada escrito por Alberto Chiaramonte


Codex Gigas

gigaspost-(1)

Para invitarlos a conocer este códice resguardado por la Biblioteca Nacional de Suecia solo hace falta el siguiente dato: 90 centímetros de cabeza a pie y 50 centímetros del lomo al corte de frente.

Es el manuscrito europeo mas grande producido en el siglo XIII en el Monasterio de Sedlec, provincia de Bohemia, y tiene otras tantas caracteristicas notables que ruego a ustedes no dejen de observar.

Link:
Codex Gigas. National Library of Sweden


¿Una cabezada?

portapost-(1)

Hace poco mas de dos años tuve en mis manos un misal español del siglo XIX. Infestado por piojos del libro, ambas tapas de madera fracturadas por la tensión que en su momento ejerció el cuero, alguna que otra galería causada por polilla y un intenso y viejo olor a humedad.

Y bien, de todo lo anterior lo que me llamó la atención fue una supuesta cabezada bordada que descansaba en el canto de cabeza, bordada a “chevrons” y con algunos restos de un hilo que la anclaba a la cofia. Dicho bordado sujetaba ademas una variedad de listones, señaladores ó registros de lectura.

¿Que clase de cabezada era esta? ¿Porque fue anclada a la cofia sabiendo que la tensión de los listones acabaría por desprenderla? Hasta ese momento ignoraba que se trataba de una “Pipe” como luego investigó mi amigo Alberto Chiaramonte.

Lo que en su momento nos hizo dudar a Alberto y a mi era que el cuerpo del libro carecía de cualquier indicio de una cabezada falsa o verdadera, ya que en ambos casos la sujeción de este elemento se hace sobre la lomera. Nos dimos entonces a la tarea de indagar lo mas posible sobre este accesorio libresco.

Las primeras hipótesis surgieron de inmediato:

a) Se trata de un trabajo de pasamanería o algún otro trenzado capaz de sujetar los registros de lectura para una mejor ubicación del texto. En el caso de los misales su uso es muy eficaz pues un oficio litúrgico se repite de forma constante a lo largo de un período (pascua, cuaresma, adviento).

b) Si algunos ejemplos habían sido anclados erroneamente a las cofias y otros permanecían libres, dicho elemento podía haber sido integrado con independencia a la encuadernación del libro.

Hace un mes en la librería de viejo “Bibliofilia” ubicada en la calle de Donceles, cuyas vitrinas repletas de encuadernaciones antiguas siempre me detengo a admirar, encontré en un rincón este otro misal encuadernado en terciopelo púrpura, como nunca sé que hacer, si mirar en conjunto o apreciar los detalles, noté que el misal tenía una “Pipe”; lleno de júbilo y con la debida licencia tomé algunas fotos, cuando las observé en la computadora noté que debajo de esta yacía una cabezada y su sobrecabezada.

Se confirmaron entonces las hipótesis:

a) El elemento en cuestión tiene por función anclar registros de lectura.

b) Es independiente en su origen y función a la cabezada.

c) Pueden ubicarse en el canto de cabeza o pie.

d) Los ejemplos encontrados que fueron unidos a la cofia muestran roturas o desprendimientos debido a la tensión que ejerce la apertura del libro.

Unos meses atrás tuvimos que bautizar este hallazgo, pues es un poco incomodo llamarle en francés “Pipe” asi que se le nombró “Porta-registros” hemos adelantado mucho con imagenes del mismo tema, pero este post servirá para dejar un precedente de nuestras indagatorias.

He podido encontrar también en la web “History of Science” una lista de los costos de producción de un misal del año 1382 escrito por Thevenin Langevin y preservado en la Biblioteca de el antiguo colegio de Dormans-Beauvais en Paris que entre otros gastos como la iluminación, encuadernación y manufactura de los broches menciona el costo de manufactura de un porta-registro.

portapost-(2)
En la imagen se puede ver la cabezada y sobrecabezada bordada en blanco y azul anclada a las tapas de madera. Sobre esta se ve el porta-registros que descansa sobre el corte de cabeza.


El manuscrito armenio mas pequeño…

smallest

El manuscrito armenio mas pequeño pesa 19 gramos.  Es un calendario eclesiástico bajo el numero 7728 del Instituto Mashtots de Manuscritos Antiguos en la República de Armenia. Fue escrito en el pueblo de Kafa. El nombre del escribano es Avgsent y su destinatario se llamaba Hakob. Sus dimensiones son 3 x 4 cm y contiene 104 hojas  de pergamino con una columna por página. La escritura es minúscula y la encuadernación está hecha sobre tapas de madera y recubiertas en piel entera grabada en ciego.

Fuente:

Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. UNESCO