2010
El año viejo cortando sus tapas en la cizalla

Hoy es el ultimo día del año, un año que por cierto me pareció dificil en todos los sentidos, pero muy útil en otros, confirmé que Charles Bukowski bien pudo ser la reencarnación de Omar Khayyam, que Rayuela sigue siendo el único libro de Cortázar que no es de mi agrado, y que Las venas abiertas de América Latina y Espejos de Eduardo Galeano me sacudieron muchas telarañas en la cabeza.

En lo general sigo pensando que tenemos politicos miserables, ciertamente criminales, hipócritas y demagogos, pero muy inteligentes a su conveniencia los cuales tristemente son de tanto en tanto, el reflejo vivo de nosotros mismos.

En el arte contemplo cada vez menos oficio, y muchas, quizás demasiadas palabras y descubrí que Jean-Luc Godard elaboró un antidoto para el arte contemporáneo en el que “La verdadera condición del hombre es pensar con las manos”.

En México la encuadernación artesanal está tomando bríos. Así entre colegas nos esforzamos estoicamente para ejercer el ninguneo, el cliente aprende a malbaratar cada vez mejor nuestro trabajo, y los alumnos quieren aprender, a veces sin proponerselo, mas rapido y mas sencillo, síntoma de que aprenden por su legítimo derecho a subsistir.

Con una sociedad mexicana como siempre, nueva en todo, una tradición libresca ignorada, y la prácticamente nula cohesión que como artesanos hemos sido incapaces de construir, en pocos años este ímpetu habrá muerto dentro del cascarón. Ojalá que el próximo año, dentro de un sano ecumenismo intelectual, logremos romper la inercia que nos impide crecer en un proyecto integral. Les deseo un digno y lleno de trabajo 2010.

  • responder bibliotranstornado ,

    Esta noche brindaré por la rotura de la inercia.

    • responder Jose Manuel ,

      Rodrigo, te leo con un cierto olor a pesimismo. Levanta el ánimo que existiendo creadores como tú en esa gran nación, no creo vaya a desaparecer este noble arte. Un feliz y saludable año 2010.

      Dejar un comentario