Hagamos una chifla…

knifepost-(1)

Esta entrada se debería de llamar Hagamos una chifla… o cuando menos arreglemos aquella chifla que nunca corta. Y bien asi está mejor porque a mas de un colega o alumno le he visto batallar con su herramienta al momento de desvirar la piel.

En este artículo veremos como hacer o como mejorar una chifla inglesa, ya que la francesa al tener un perfil curvo se afila tradicionalmente de otra manera, y ya en otro momento describiré un metodo poco conocido para un afilado perfecto de ese modelo.

Lo que necesitamos para fabricar nuestra chifla inglesa es:

  1. Una solera de acero para herramienta (Cromo-Molibdeno-Vanadio) H-13 templado al aceite. En México pueden vistar Palme y en otros países el acero es clasificación estándar y tendrá la misma calidad. Las dimensiones aproximadas son: 1/2″ x .175″ x 12″.
  2. Una rectificadora también conocida como amoladora o esmeriladora o bien pedirle a su afilador de confianza que haga parte del trabajo que aqui detallaremos.
  3. Un vidrio grueso y una lija de esmeril (negra). Un balde con agua.
  4. Una piedra litográfica o una buena piedra de asentar Arkansas de 4000 de granulometría.

Kapitálek, kapitálek, kapitálek

Gracias a Alberto Chiaramonte que encontró, quién sabe Dios como un enlace a la Universidad de Pardubice en la República Checa, podemos contemplar la presente investigación sobre cabezadas, a.k.a kapitálek, cuya labor corrió a cargo de la restauradora Tereza Cermanová. La Universidad de Pardubice, ubicada en la histórica región de Bohemia, posee una Facultad de…

Biblioteca Histórica Marqués de Valdecilla

A lo largo de la exposición se puede contemplar una auténtica historia del arte de la encuadernación desde el siglo XV hasta el siglo XX. Encuadernaciones góticas, mudéjares, clásicas, venecianas, “de abanico”, destacando un nutrido grupo de encuadernaciones heráldicas… Todas ellas realizadas con el mimo y cuidado que sólo un artista de los hierros es…

Portaregistros V

portapost5-(1)

El libro al que pertenece el presente portaregistros, el quinto ejemplo bien documentado en este blog, es el Missale Romanum ex Decreto Sacrosanti Concilii Tridentini Restitutum. Fue impreso en la ciudad de Amberes [Anteverpiae (Latín) Antwerp (neerlandés)] el año de 1751 por la Architypographia Plantiniana.

Los invito a dar un recorrido por la estructura de esta encuadernación poniendo énfasis en el notable trabajo de manufactura de su portaregistros.

Las características generales de la encuadernación son:

  1. Encuadernación entera en terciopelo púrpura.
  2. Costura sobre cuatro soportes dobles de lino en espiga enlazados a tapas de madera de 6 mm de espesor. Doublure de tela cosida junto con el cuerpo del libro y adherida a las tapas.
  3. Cantos dorados y cincelados.
  4. Fornitura central de latón. Dos gruesos broches de latón, de 3 piezas, en el corte de frente.
  5. Cabezadas simples en color azul y blanco enlazadas a las tapas.
  6. Portaregistros trenzado a chevrons con 9 señaladores de lectura.