Junio 2009

Turismo inglés a la usanza del siglo XIX

sartoriuspost-(1)

“There are but few booksellers and bookbinders, a proof that the intellectual requirements of the people are very limited and easily satisfied”  [Pero hay pocos libreros y encuadernadores, una prueba de que los requisitos intelectuales de la gente son muy limitados y fácilmente satisfechos] Carl Christian Sartorius. Mexico and the Mexicans Landscapes and Popular Sketches. Londres. 1859.

Esto le sucede al turista que, en lugar de disfrutar sus vacaciones, intenta retratar al país que le da hospedaje. Claro que el autor de este libro y su acompañante, el pintor y dibujante Moritz Rugendas se dedicaron al turismo de avanzada y en mas de un párrafo se revela aquel viejo y maloliente interés imperialista de meter la nariz donde nadie les llamaba.

Si en lugar de dirigir la mirada a los viejos álamos que existieron en esta ciudad hubiera echado un vistazo al portal de Santo Domingo habría encontrado un buen número de encuadernadores; y si hubiera conseguido tomarse un cafecito con Juan Nepomuceno Almonte, autor por esos años de la Guía de forasteros y repertorio de conocimientos útiles hubiera tenido conocimiento de impresores como Ignacio Cumplido y tantos otros.

 Afrenta de por medio seguiré restaurando este libro que llegó al taller pidiendo primeros auxilios, lo que me sirve de consuelo son los mas de 21 grabados en metal que son de una claridad y limpieza de ejecución que los hacen parecer recién impresos.


Un poco de maple y mucha paciencia…

threadingpost-(2)

Sucede que me gusta trabajar la madera (como si no lo hubiera dicho con suficiencia) y en el afán de construir prensas, telares y demas arreos para vender no desistí hasta encontrar la herramienta que sirve para trazar tornillos de madera.

Y como dice mi padre “la mitad de la herramienta, si no es que mas, concierne en realidad a la pericia del operador”, asi que en la tarde de hoy me dispuse a probar mi terraja para tornillos de 1 1/4 de pulgada.

threadingpost-(3)

Un intento y otro mas… los mas pequeños fueron un desastre y los que siguieron no fueron la excepción ¿Faltaba filo en la cuchilla? ¿Me enviaron una herramienta defectuosa?.

Un poco de ajuste aqui y allá, desarmo la terraja, afilo con cuidado, el tornillo al fondo de la imagen mejora pero los hilos se siguen rasgando; un tanto frustrado estoy a un paso de abandonar mi incursión.

Entonces me doy un momento, reviso de nuevo el hilo de la madera, afilo mi herramienta, un poco de aceite de linaza a la terraja, contengo la respiración y ataco con aplomo… ni como describirles la emoción de ver los primeros hilos completos.

threadingpost-(1)

Si llego a vender alguna prensa o algún telar con este tipo de tornillos será lo de menos, lo que no dejo de pensar es que estas jornadas de aprendizaje las recordaré toda mi vida.


¿Un códice ó dos cajas unidas?

himnpost-(1)
himnpost-(2)
himnpost-(3)
himnpost-(4)
himnpost-(5)

De la vida algunos podrán decir que lo han visto todo… de las manifestaciones librescas nunca se podrá decir lo mismo. Es el caso de este procesionario del año 1150 que pertenece a la abadía de San Gall de la que ya les he contado en otro artículo.

Se trata de un códice compuesto de dos receptáculos de madera unidos por una tira de cuero y bisagras de latón, decorado en su parte externa con prolijidad a base de entrelazos florales de hueso y encuadramientos esmaltados.

En su interior dos cuadernillos de pergamino de cuatro bifolios cada uno forman el cuerpo de la obra, tres estaciones de costura grecados (antecedente del proceso de aserrado). Sus tapas-cajas están decoradas por los margenes con motivos geométricos y el fondo con sencillas cruces lobuladas y rosetones.

Su ficha técnica nos dice que se trata de un libro que se utilizaba en las procesiones que se llevaban a cabo dentro del perímetro de la abadía y que contiene los himnos y las letanias necesarias para esta litúrgia, fue compuesto por los monjes de San Gall a lo largo de los siglos X y XI agregando a lo largo del texto los “neumas” correspondientes para su entonación.

Les dejo de nuevo el enlace para que visiten este y otros notables ejemplos de la encuadernación antigua y yo me anoto este ejemplo con una tarea mas para desarrollar en otro momento.

Link:

San Gallen Stiftsbibliothek


Madera en los libros. Libros y Madera

leuvenpost-(1)

Justo ayer que me encontraba tallando algunas prensas de acabado, escochebre y escofina en mano, reflexionaba sobre los lugares comunes del encuadernador y el carpintero.

Prensas de volante, libreros, telares y ruedas de lectura, atriles, scriptoriums, fina talla o burdos acabados, mucho mas de lo que imaginaba y que no llegaba a entender como parte intrinseca de lo libresco lo encontré hace un momento en una investigación de la Universidad Católica de Leuven.       Esta pequeña sinópsis en holandés es la introducción al libro “Madera en los Libros. Libros y Madera” de Fray Konst van Houtdraayen en base a grabados de Maurits Sabbe que pertenecen a dicha universidad.

En la imagen un tonel de libros que eran usados para su transporte a las principales ferias del libro del siglo XV y XVI.

Link:

Hout in Boeken, houten boeken.


Obituario

bscpost-(1)

Nació en Irimbo, Michoacán, en 1919, se llamaba Beatriz Sanchez Carranza y era mi abuela materna.

Ella nunca aprendió a leer porque tenía poco tiempo, mucho trabajo y demasiado corazón para repartirselo a los demás, y lo hizo, solo le importaba recordar los letreros del autobús que la llevaban de visita con su familia, distinguir los ingredientes de sus deliciosos postres, y reconocer los nombres de un pequeño directorio que enlistaba a sus amigos.

Se despidió en paz, con una tranquilidad que pocas veces gozó en vida, hoy descansa en la fresca sombra de un encino. Y recordaré siempre sus manos, esa volandería que enseñaba a cocinar sin mediar una palabra.


Libro de farmacia. Un proyecto para encuadernar en un fin de semana…

farmapost-(1)

“Este es el libro de un doctor del período napoleónico o un libro de recetas de farmacia, escrito completamente a mano en francés. Cada uno de los cataplasmas, curas, opiaceos y mezclas evocan una visión de lo que la medicina ofrecía a los soldados de Napoleón en la batalla y a los ciudadanos que sufrieron de una cirugía de muelas.”      

Asi rezaba la descripción de esta curiosidad libresca en una web de libro antiguo. Aún cuando solicitaba no se descargaran las imagenes por cuestiones de derecho de autor, no pude resistir la tentación de recopilarlas para hacer un facsimil en algún momento, considero que no hay usufructo, pero dado el caso prefiero no poner el link para no ser carne de cañon y tener después que escribir mis artículos tras las rejas.

farmapost-(2)

¿No es hermoso? la descripción nos dice que el libro está en excelentes condiciones, cartera en piel dorada a mano con carretilla, dos bolsas cosidas a cada lado de la cartera y un pequeño cuadernillo de papel de algodón escrito a pluma y tinta con una legibilidad inusual para un doctor.

El cuadernillo en cuestión con una muesca en cabeza y pie ¿Que objeto tenía esta? Ya hice mis propias conjeturas, y en la sección de comentarios espero las suyas.

farmapost-(3)

Un detalle muy hermoso de la cartera dorada, sobra decir lo dificil que es hacer caminar una carretilla en un borde curvo. Abajo nos dan la medida del libro cerrado ¡Ojo las medidas están en pulgadas!

farmapost-(4)

El libro abierto mostrando la lengueta de piel a su máximo, al no verse detalles de costura solo puedo pensar que la cartera no tiene nigún forro de tela o cosa parecida, algo que si es común encontrarse en otras camisas de piel.

farmapost-(5)

La ficha que describía este libro:  Well, this falls into the category of ‘Uncommon Treasure’, and we earn our name with such interesting fine old pieces such as it is. This is a Napoleonic era Doctor’s or pharmacy recipe book, entirely hand written and entirely in French, and each of the poultices, cures, opiates, and mixtures conjure a vision of what medicine must have offered to the Napoleonic soldiers in battle; the citizens who suffered from surgery to toothaches at home. Josephine Bonaparte, for one, is never pictured with an open mouth smile, owing to her famously poor teeth. One can read here a cure applied for Dents (teeth) and wonder if this was perhaps all that was offered to France’s Empress in her time. Such an interesting item, for Medical collectors, phamaceutical researchers, and for those of us just fascinated by things of the past. Isn’t it fun! The early notations in front give name and birth dates of what must have been family members, though I see no last name from which we could research the book. There are gossetted pouches front and back inside cover which must have once held either special powders or perhaps more hand written recipes, but they are now empty of their contents. The cover is supple and in very fine condition considering age. No splits at folds, really, and the rich gold embossed trim remains fully intact, as well. A superb and very interesting find! One ingredient is, quite literally, ‘dragon’s blood’ (sang de dragon), and my friends in France tell me there are also recipes here for cleaning silver and stains as well as medicinals for man and animal, alike. And apparently a cure for head lice, hemorrhoids, and even a recipe for herbal vinegar which I believe would be that used in vinaigrette or small scent bottles to overpower the natural odors of humans in close contact. Interesting!  Very good condition, just as shown and noted above. Very little loss or damage on the leather cover, which is supple and thin, elegant. Must have belonged to a family who treasured it well through many generations. My French is not strong enough to translate with full effect. Suffice it to say, the recipes are pharmaceutical/medical in nature.

farmapost-(6)-thumb-450x410
farmapost-(7)

De todas la mejor de las imagenes para poner a este proyecto frente al pelotón de fusilamiento… also known as… mi mesa de trabajo. Un buen papel marmoleado sirve de guarda al cuadernillo. Se ve el fondo de la bolsa, su fuelle y sus refuerzos ¿Quién dijo que Moleskine era el dueño de esa idea?


Bookbinding Timeline. History of Science

btlpost-(1)

Los invito a que visiten un pequeño fragmento de un gran sitio web que lleva por nombre “History of Science” proyecto bajo la tutela de Jeremy Norman graduado en historia de la ciencia por la Universidad de Berkeley.  Me parece realmente útil lo que toca en el apartado de la encuadernación ya que desarrolla algunos de los tópicos mas sobresalientes del devenir de nuestro oficio y, sobre todo, refresca la sucesión de hechos que a veces damos por sentados.

  • El gesto de encuadernar surge al menos 400 años antes en la India antes de desarrollarse en Nag Hammadi
  • El manuscrito biblico iluminado mas antiguo es el Quedlinburg Itala y son seis folios en pergamino que se conservan en la ciudad de Berlín
  • La evidencia mas antigua de decoración con hierros en una encuadernación copta cercano al año 400 de nuestra era
  • El diptico consular en marfil mas antiguo comisionado por Anicius Petronius Probius en el año 406
  • La encuadernación oriental (550 d.C.) y occidental (600 d.C.) de aparato mas antiguas
  • La primera encuadernación rica de orfebrería que esta vinculada a su encuadernación original

Con todo esto bien vale el esfuerzo de traducir al castellano esta información, no son demasiados tópicos pero son tan contundentes que no puedo dejar de compartirlos.

Link: 

History of Science. Bookbinding Timeline