marzo 2009

Un libro de cintura, una chandler, una prensa, un bruñidor y 102 botones de hueso

newspost-(1)

¿Que tienen que ver estas cosas entre sí? bueno es solamente una circunstancia, mi curiosidad; y una causa, la escasez de tiempo que me impide contar en este blog todo lo que me llama la atención.

Abreviando el cuento el libro de cintura que ven arriba lo terminé el pasado 10 de marzo, y como dice mi amigo Arsenio Sánchez de la BNE, no se que tiene este estilo que siempre ejerce una extraña atracción. Este es el quinto Girdle Book que llevo a cabo, y puedo decir que resolví muchas dudas sobre la anatomía de este estilo entre otras:

  • La del nudo cabeza de turco
  • Como trabajar el latón para los broches y bollones
  • Si el original -un breviario alemán del siglo XVI- llevaba guardas y cual era su aspecto
newspost-(3)

Pero también tiene uno ratos de ocio, momentos en que se puede uno salir a vagar por la ciudad para visitar a los colegas, charlar sobre la épica del arte gráfico de la gran urbe y que a don Fulano sus hijos no quisieron aprenderle el oficio y que triste… ó consultar las raras y extravagantes egotecas del negociante que ha visto cambiar de dueño, y por diferentes circuntancias una y otra vez, la misma máquina.

Ahi me detuve a capturar esta vieja Chicago No. 9 para imprimir tarjetas, una máquina sólida, precisa y muy dificil de encontrar, y que nuestros vecinos del norte no dudarían en ponerla detrás de una vitrina. Para mi fortuna me dejaron accionarla para corroborar que todo le funciona aún sin queja.

newspost-(4)

Y que sería de nosotros, o de cualquier artesano, sin el buen hábito de refrescar el espíritu adquiriendo una buena herramienta, una máquina… un buen fierro como decimos en el barrio.

Arriba una National Paper una prensa de volante que casi es mia… solo me falta pagar el 30% de esta fundición que ya esperan la lija, una carda de alambre para el tornillo y un bote de infalible grasa Lubritol.

newspost-(2)

Y ya en el mismo tenor de dar forma a los metales me encontraba un día en el taller de mi padre cuando se me ocurrió hacer un bruñidor para detalles finos.

Confieso que nunca gastaría en comprar nada del extranjero que no sean papeles raros, libros de encuadernación, florones o pieles finas… y porque sería el colmo intentar tener en casa un molino de papel, una imprenta fina y un corral de cabras marroquíes.

Pero algunas cosas por fortuna son mas sencillas asi que tomé un pedazo de bronce y trazé la curva necesaria para el bruñidor, el trabajo fue arduo porque el bronce es resistente a la abrasión, pero nada que la paciencia y una buena lima bastarda no logren transformar. A continuación marqué el lugar para la extensión, hice un machuelo y terminé mi bruñidor al que después le puse su mango de madera.

newspost-(5)

Y no los aburro mas concluyo este post compartiendoles que he batido mi record haciendo botones de hueso para cajas al estilo japonés… 102 piezas en dos días completos de trabajo… ahora mis vecinos me odian por el olor a hueso, mi señor padre me ha corrido de su taller, y tengo dos raspones en el dedo por los gajes de este oficio.


Las artes del libro en al-Andalus y el Magreb. Hossam Mujtar al-Abbadi

andmagpost-(1)

Ha llegado a mis manos este libro y recordando un post pasado “Recomendaciones para aumentar la líbrido” quiero hacer un paréntesis a las reseñas de mujeres encuadernadoras para recomendar esta investigación.

Su autor Hossam Mujtar al-Abbadi se doctoró en la Universidad Complutense y gracias a esta tésis se hizo acreedor al Premio Extraordinario de Doctorado otorgado por la Junta de la Facultad de Filología de dicha universidad.

Apenas si he podido detenerme a analizar la riqueza de las fuentes documentales y no he parado desde hace un par de días de leerlo, comencé devorando el índice cuyos capítulos son para desquiciar a cualquier curioso:

  • Materias sustentantes. Capítulo que describe la historia, tipología, orígen y usos de las herramientas, pergaminos, tintas y papeles árabes
  • La construcción del libro. Capítulo que analiza la importancia de la encuadernación en al-Andalus y el Magreb, incluye la traducción de importantes fuentes textuales que hablan sobre el tema asi como su estudio comparado.
  • Los elementos decorativos. Capítulo dedicado a la caligrafía asi como sus tipologías y los utensilios propios de este oficio según su uso en el mundo árabe.

He encontrado en este libro mas noticias sobre la Mistara de la que ya hablamos meses atrás, y bueno, cualquier otra palabra mia sería accesoria para describir esta investigación, pienso que será mejor escanear el índice para que ustedes juzguen por si mismos.


Elizabeth MacColl (1863-1951)

maccollpost-(1)

Aunque ha pasado el Día Internacional de la Mujer mi intención en este mes será destacar la labor que las mujeres han realizado en la encuadernación artesanal y ahora toca el turno a Elizabeth MacColl.

Elizabeth Mathieson MacColl  (Glasgow, 1863) fué una destacada encuadernadora de la Gran Bretaña del siglo XIX. Realizó estudios de arte en la Westminster School of Art, y en 1891 tomó sus primeras clases de encuadernación con Sarah Prideaux.

Fundamental en su carrera fué la relación con su hermano Dugald Sutherland MacColl, pintor, critico y conservador de la Tate Gallery. Tras un primer período en el que su hermano Dugald diseñaba cubiertas para encuadernaciones editoriales dió paso al diseño de las encuadernaciones que posteriormente ejecutaba su hermana Elizabeth.

Dolores Baldó en su libro “Arte y Encuadernación” menciona la siguiente peculiaridad del trabajo de Elizabeth “Con la intención de que estos diseños se parecieran lo mas posible a un dibujo a mano alzada, los MacColl crearon una herramienta específica que pudiera permitirles trabajar sin la necesidad de comprar los innumerables juegos de arquillos que serían necesarios para conseguir todas las curvas y demás trazos de los diseños”.

Dicha herramienta era una carretilla que, por su tamaño, daba mas libertad para el trazo de lineas curvas, en oposición a las carretillas tradicionales que están limitadas normalmente al trazo de lineas rectas.

Difiero un tanto de Baldó pues el trabajo de Elizabeth MacColl no pretende ser en ningún momento el simil de un dibujo a mano alzada, en cambio, si es una combinación perfecta de geometría elegante y dinámica que la invención de la herramienta por los MacColl materializó brindando mayor libertad para la ejecución del dorado.


Sarah Prideaux (1853-1933)

Prideauxpost-(1)
Poemas de Alfred Tennyson. Encuadernación de Sarah Prideaux
Prideauxpost-(2)
Retrato de Sarah Prideaux por Leonard Baskin

Aficionada al ciclismo que recorrió Francia, Suiza y parte de Austria -entre otras disciplinas deportivas- Sarah Prideaux fué la primera mujer en la Inglaterra victoriana, que por su calidad de manufactura, fué considerada profesional de la encuadernación.

En una época en que la ocupación laboral de la mujer en la Gran Bretaña era motivo de controversias y mas en lo que tocaba a su inserción en la imprenta, Sarah Prideaux fundó en 1876 la Woman´s Printing Society como respuesta a la restricción laboral de la mujer por parte de la London Compositor Union dicha imprenta estaba conformada en su mayoría por mujeres de clase media y contemplaba un beneficio equitativo entre sus empleados y sus inversionistas. De sus prensas nació Magazine for the Ladies un periódico dirigido al público femenino.

Sarah Treverbian Prideaux comenzó su formación como encuadernadora en 1888 siendo su maestro Joseph William Zaehnsdorf, hijo del fundador del conocido taller londinense “Zaehnsdorf” y que al contrario de otros talleres si admitía habitualmente a mujeres como aprendices. Tras su aprendizaje con Zaehnsdorf se trasladó a Francia donde recibió algunas clases de Leon Gruel asi como de su dorador Antoine Joly.

Después de abrir su taller y con el paso del tiempo Sarah Prideaux se dedicó unicamente al diseño de sus encuadernaciones, encargando su realización a Lucien Broca, encuadernador francés que residía en Londres.

Su labor como coleccionista de libros y todo tipo de documentación sobre la encuadernación le llevó a recopilar la mas extensa bibliografía que existía sobre el tema. De sus publicaciones se puede mencionar: Bibliography of Works Relating to Bookbinding (1888); An Historical Sketch of Bookbinding (1893) y su último libro Modern Bookbindings: Their Design and Decoration (1906).

Link:

Database of Bookbindings. Sarah Prideaux