El libro y las artes del libro en la obra de un canario universal: Agustín Millares Carló

Un libro es lumbre del corazón; espejo del cuerpo; confusión de vicios; corona de prudentes; diadema de sabios; honra de doctores; vaso lleno de sabiduría; compañero de viaje; criado fiel; huerto lleno de frutos; revelador de arcanos; aclarador de oscuridades. Preguntando responde, y mandando anda deprisa, llamado acude presto, y obedece con facilidad Aunque es…

El Jardín de la Niñez. Marina Soria

viejopost-(10)

Rodrigo: Te envío las imágenes de mi último libro aunque lo inicié hace tres años se llama “El Jardín de la Niñez”.

Fué realizado con motivo del cumpleaños número 10 de mi hija mayor, Mora. Hacía poco tiempo que mi abuela había fallecido en el 2001 y yo quería rendirle homenaje transmitiéndole a mis hijas las canciones y cuentos que ella nos había enseñado de pequeña a mis hermanas y a mi. Como te digo, reproduce una canción que nos cantaba mi abuela cuando eramos pequeñas mis hermanas y yo. Nunca supe el autor o si es un cantar anónimo. Está realizado enteramente en telas estampadas, con flores de tela y mostacillas. Los textos en caligrafía fueron realizados sobre papel japonés cocido a Organza con gouaches y tinta sumi. Está en proceso de encuadernación ya que es todo un reto resolverlo por la altura que ha desarrollado con lo cual hay que suplementar cada hoja.

Cantidad de páginas: 16 hojas más las tapas.

Cantidad de copias: único libro.

Año: 2005.

Espero que te guste. Un cariño grande. Marina.

Esta clase de proyectos son, como siempre, reveladores del espíritu de quienes los crean, no tengo aún la fortuna de conocer a Marina en persona pero como siempre sus letras hablan por ella. A continuación den un click abajo para ver el interior de este jardín…

Oda al Libro I y II. Pablo Neruda

odapost

Una historia corta como preludio a las Odas al Libro de Pablo Neruda:

Había una vez un despistado que le dieron a leer un poema dedicado al oficio de encuadernar -de un poeta español según recuerda- el muy despistado disfrutó tanto la descripción de su oficio que no se le ocurrió comprar el libro ni tomar nota del poeta en cuestión, cuando le preguntó de nuevo al librero por aquella ocasión, y con la indiferencia propia de los que saben dejar libres a esos montones de papel dijo: No recuerdo.

Asi el despistado vagó por la red en busca de este fragmento que jura haber leído ¿Le habrán dado aquel libro de Borges que nunca era el mismo y cambiaba según su voluntad?

Por eso arranco con este articulo mi celebración al 23 de abril que es Día Internacional del Libro. A todos los que vivimos de el, y lo disfrutamos de todas las formas posibles, mis mas sinceros parabienes

Mujeres, edición, historia, tipografía y diseño

Por Marina Garone Gravier Estimados amigos y colegas Me es grato invitarlos a una serie de actividades que llevaremos a cabo durante el mes de abril en relación con las mujeres, la edición, la historia, la tipografía y el diseño. La primera de ellas es el ciclo de mesas redondas: “Más que viudas y huérfanas:…