Como construir una guillotina para encuadernación

guillotinapost-(2)

La revista Hobby en su número 147 de octubre de 1948 nos enseña como construir una guillotina para encuadernación. Con una explicación detallada y diversos planos, se reproduce esta máquina que tanto usan -y abusan- los encuadernadores. Sin más, los dejo con la nota tal cual fue publicada en la revista:

Por el Rev. Libero V. Cordoba:

Generalidades:
La mejor de las guillotinas para encuadernación, es la denominada de impulso horizontal-vertical. La que trata el presenta artículo es del tipo antes mencionado, de muy fácil construcción y, además, da excelentes resultados. Casi todas las partes componentes deben ser de madera bien dura.

Análisis de un repertorio bibliográfico sobre la encuadernación española. Antonio Carpallo Bautista

«Hasta la publicación de la obra “Análisis Documental de la Encuadernación Española”, no se había recogido un trabajo de investigación que recogiera los documentos impresos mas relevantes sobre la encuadernación española. Este trabajo analiza las referencias bibliográficas, incluidas en la obra anteriormente citada, estudiando las áreas temáticas, la tipología documental, la cronología de la producción,…

La encuadernación en los años 30´s

treintapost-(1)

Mi amigo Tomás me prestó el nº 2 de la revista Arte y Decoración del año 1936. Dicha revista era editada por la Asociación Cooperadora de la Escuela Profesional de Artes Decorativas Fernando Fader.

En este ejemplar encontramos una nota muy interesante sobre encuadernación, con fotos de trabajos de los propios alumnos de la Escuela. Suponemos que quien firma la nota, Alberto E. Donnis, habrá sido maestro del lugar. Lo que me resultó muy interesante es comparar las técnicas y la forma de aplicarlas que se manejaban en los años 30`s. Es fantástico el capítulo que habla de mosaico “falso” y “verdadero”, tan interesante como anticuado. Podrán disfrutarlo en la segunda entrega ya que la nota es muy extensa. Lo único que me entristece un poco es tener la certeza de que hubo en algún tiempo una escuela de artes que contemplaba a la encuadernación como tal, al nivel de la pintura o la escultura. Claro, esos eran los tiempos en que la Argentina parecía un país serio y solo se esperaba prosperidad y progreso sin techo alguno…