Marina Soria. Caligrafías

marinapost-(1)

 Somos las tristes plumas descaídas,

la tijerilla, el raspador doliente

que te han escrito dolorosamente

tantas palabras por ti bien oídas.

Y has de saber por qué razón urgidas

junto a ti hemos vencido incontinente:

quién nos movía dice que ahora siente

de la duda en su pecho acometidas,

y hasta tal punto extreman el castigo

y a dos pasos le ponen de la muerte,

que sólo de suspiros tiene hartura.

Así rogamos, valga a convencerte,

que acogernos acá quieras contigo

si te mueve a piedad nuestra tristura.

Guido Cavalcanti. Gran amigo de Dante Alighieri que vivió en la segunda mitad del siglo XIII

Elizabeth Coni. Encuadernadora

conipost

Estimado Rodrigo:

Transcurrió un mes largo y recién ayer recibí las fotos de mis libros. Bueno, el libro que te interesó tiene por título “Canto a Buenos Aires”. Su autor, Manuel Mujica Láinez, escritor ya fallecido y muy conocido en nuestro país, dejó una obra abundante y variada. El libro posiblemente más conocido en el extranjero es “Bomarzo”, que sirvió de inspiración para una ópera que provocó, en su momento de estreno, terrible escándalo en una sociedad tan pacata e hipócrita como la nuestra. Es posible que tu sepas todo ésto, pero como lo ignoro, hice este pequeño introito.

El Papel al Engrudo

engrudopost-(2)

tallerengrudo

“Estos papeles son una de las formas más antiguas de papel decorado; fueron utilizados para cubiertas y para las guardas de los libros desde el siglo XVI en Francia, y seguramente bastante antes en Alemania. Ha habido periodos en que estos papeles han caído en desuso y otros en que han vuelto con fuerza, con mucha razón, dada su belleza.

Parece ser que fueron los alemanes los primeros en emplear este procedimiento y los que lo han generalizado con la mayor constancia y variedad. El primer ejemplo francés conocido se encuentra en una edición de la Pantagrueline Pronostication de Rabelais, de 1532.

No se conoce ningún nombre de fabricante de este tipo de papeles decorados; se supone que los hacía el mismo encuadernador, con el engrudo que usaba para hacer los libros y un poco de color. Esto explicaría la poca variedad de matices y que la realización no siempre fuera perfecta”.

La Encuadernación. Técnica y Proceso. Anne Persuy / Sün Evrard. Ed. Ollero & Ramos.