El Libro Bello. Gilberto Freyre (1900 – 1987)

Cena-do-odio

Este artículo del sociólogo, escritor y antropólogo pernambucano fue originalmente publicado en el Diario de Pernambuco, de Recife, el 18 de octubre de 1925, yo lo he tomado del sitio Escritorio do Livro pero antes me puse en contacto con su editora, Dorothée de Bruchard, para que, en atención a la Fundación Gilberto Freyre, la presente traducción tenga las licencias correspondientes.

Del Manuscrito al Impreso. La Evolución del Libro Medieval

El estudio del libro manuscrito como objeto físico se conoce como codicologia -de códex (códice)- una palabra latina para “libro” La codicología es la disciplina científica que se ocupa de estudiar los manuscritos, incluyendo en su ámbito de trabajo, no sólo los aspectos materiales del volúmen (morfología) sino también sociales, culturales y circunstancias de las…

Glosario heterodoxo del libro. Carlos Pino Cáceres

glosariopost

Best Seller: ¡Mejor véndalo! Auténtica bazofia de impreso, que no libro, muy comprada por los no iniciados en la bibliofilia.

Biblioalgia: Dolor experimentado por el bibliófilo cuando descubre la desaparición de un libro o la imposibilidad de adquirir uno.

Bibliocefalia: Dolor de cabeza experimentado por la mujer del bibliófilo cuando ya no puede más.

Biblio-oblivioso: Sujeto al que le prestas un libro y finge haberlo devuelto.

Bibliociclo: Libro que termina cuando empieza y que empieza cuando termina, los hay de carretera y de montaña.

Bibliocracia: Forma de gobierno en la que los libros lo son todo, solo apta para bibilómanos.

Bibliócrata: Bibliómano superior de una bibliocracia.

Bibliófago: El que se alimenta de libros.

Bibliófilo: El que no puede vivir sin libros.

Bibliófobo: El que no puede vivir sin destruir libros.

Bibliófono: Libro muy sonado.

«El propósito de la fundación de Kelmscott Press». William Morris

chaucerb

Según Dolores Baldo Suarez en su libro Arte y Encuadernación: “Los Pioneros de la revolución tipográfica del siglo XX -el belga Van de Velde, el alemán Koch, los americanos Rogers y Updike y Kalf, Enschedé, de Roos, Van Royen y Van Krimpen en los Países Bajos- siempre reconocieron su deuda con Morris”.

“Empecé a imprimir libros con la esperanza de llegar a producir algo que tuviera legítimo derecho a ser considerado bello siendo al mismo tiempo fácil de leer sin deslumbrar la vista ni distraer el intelecto del lector por lo singular de las formas de sus letras.

Siempre he sido un gran admirador de la caligrafía de la Edad Media y por los primeros libros impresos que los reemplazaron. Así los libros del siglo XV, hermosos simplemente con la tipografía sin el añadido de ornamentos, posibilitaba que muchos de ellos fueran reproducidos de forma abundante. Y esa fue la esencia de mi idea, producir libros que fueran un placer para la vista más que simples piezas impresas.

De la Bibliofilia. Juan Carvajal

44jerome

¿Se ha preguntado usted en qué consiste un libro de bibliófilo? Si lo ha hecho se habrá dado cuenta que no es una pregunta de fácil respuesta. ¿Qué características debe poseer determinado volumen merecedor de ese título que se le rehusa a otros? Numerosas razones pueden hacer que un libro sea particularmente destacado, buscado y apreciado; esas razones fluctúan y van desde el estricto interés por su contenido, la calidad de su tipografía, la belleza de su encuadernación, su cubierta, sus ilustraciones o la singularidad de éstas, hasta su valor en el mercado o el hecho de que haya pertenecido a un personaje famoso, entre otras.

Como hacer una caja tipo almeja. Garry Harrison

boxpost

boxconservation

!!!Que no le digan…que no le cuenten…que la luna es de queso…llevese su peine de a peso!!! canturreaba don Salomón Ortega, mi señor padre, cuando veía que sus tenebrosos colegas se guardaban ciertas técnicas para trabajar la madera, a lo cual mi progenitor, sobrado de colmillo, siempre estuvo preparado para propinar una “Veronica” digna del último de los tercios en la Plaza México.