Artes del Libro

Porque el libro electrónico no me quita el sueño

noviembre 24, 2014
por Rodrigo Ortega
0 Comentarios

Trabajo en filigrana de cuero en encuadernaciones del periodo Mameluco

994765_10201190562023691_1793582537_n

El presente ensayo fue escrito por Alison Ohta en el 2011 para el libro Essays in honor of J. M. Rogers.  La traducción del inglés al español corrió a cargo de mi amigo Alejandro Uribarren cuando de forma paralela impartía el Taller de Encuadernación Islámica en El Ombligo del Libro en el año 2012.

Al margen de la extensa y compleja contribución del mundo islámico a la historia de la encuadernación este texto describe, de un modo sencillo, el descubrimiento y uso de esta técnica, derivada con probabilidad de otro tipo de artes que utilizan el calado del material como recurso plástico; desafortunadamente las imagenes que acompañan al texto no son de la mejor calidad dada la diversidad de las fuentes de donde proceden.

El texto en inglés asi como otros recursos lo pueden consultar aqui. Espero la lectura sea de su total agrado y espero sus comentarios.

Descargar PDF (3 MB)

Trabajo en filigrana de cuero en encuadernaciones del periodo Mameluco

noviembre 17, 2014
por Rodrigo Ortega
1 Comentario

El Futuro de la Encuadernación Manual. Sam Ellenport

Bookbinder Gilding by Albert Renger-Patzsch 1897-1966

Este es el primer artículo, que espero conforme una larga serie de documentos que, desde el año 2013, hemos venido trabajando mi amigo traductor Alejandro Uribarren por un lado y un servidor en la edición y puesta en página.

El presente ensayo del encuadernador inglés Sam Ellenport es una revisión crítica de la historia reciente de la encuadernación artesanal en Inglaterra y los Estados Unidos, nos brinda una visión que solo posée por un lado el viejo artesano que comprende la naturaleza de su oficio y por otro, el experto que mira en perspectiva los fenómenos que han transformado, en los ultimos cien años, a un oficio de objetivos claros -el despliegue de lo escrito/impreso y su conservación- y al mismo tiempo su contundente potencial como medio de expresión artística.

Los dejo con su descarga y espero sea de su agrado.

Descargar PDF (7 MB)

El Futuro de la Encuadernación Manual. Sam Ellenport

octubre 27, 2014
por Rodrigo Ortega
1 Comentario

La Encuadernación. Paul Valéry

5

Les dejo este pequeño ensayo del escritor francés Paul Valéry en el que comenta, en una prosa analitica y severa, los diferentes fenomenos que afectan nuestra percepción de la materialidad del libro respecto a su encuadernación. Valéry deja ver claramente la imposibilidad de juzgar encuadernaciones de distinta época y como hijo de su tiempo asigna una nueva función a la propuesta decorativa que por aquellos años realizaba Paul Bonet. Que lo disfruten

Descargar PDF (3 MB)

La Encuadernación. Paul Bonet

septiembre 22, 2014
por Rodrigo Ortega
0 Comentarios

El viajero en México. Completa guía de forasteros para 1864. Obra útil a toda clase de personas

encuadernacionesuno

Página de El viajero en México

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los siguientes nombres pertenecen a una lista de talleres de encuadernación que funcionaban en la ciudad de México en el año 1864 de entre todos tenía conocimiento de la actividad de Andrés Castillo, Delanoe y Juan Varga Machuca y he comprobado en mas de una ocasión la excelente calidad de sus trabajos.

 ENCUADERNACIONES

Castillo, D. Andres, Santa Clara núm. 12.

Delanoe, Sr., puente del Espíritu Santo.

Goden, Sr., Tacuba.

Gutierrez, D. Juan, Tiburcio núm. 20.

Ludert, D. Federico, 3.ª de San Francisco núm. 7.

Mancera, D. Antonio, Cadena núm. 11.

Montesdeoca, D. José María, Aguila núm. 13.

Pruneda, D. José, 2.ª de San Ramon núm. 8.

Rosado, D. Pedro, Escalerillas.

Sainz D. Ricardo, 1.ª de Plateros.

Sirleti, D. Cesar, San José el Real núm. 16.

Tornel, D. Miguel. Zuleta núm. 10.

Vargas Machuca, D. Juan, Medinas núm. 20.

Vazquez, D. Luciano, Zuleta núm. 17.

Vega, D. Pedro, callejón de Santa Ines.

Impreso por Andrade y Escalante, 1864

Algún lector podría tener quizá algún dato de estos encuadernadores como ha sucedido con otros temas en este blog por lo que se agradece cualquier aportación. Buscando mas referencias bibliográficas encontré que la Universidad Autónoma de Nuevo León la ha digitalizado por completo. Se puede consultar la obra completa en el siguiente enlace.

El viajero en México : completa guía de forasteros para 1864 : Obra útil a toda clase de personas

Y el capitulo donde está el apartado de encuadernadores, impresores, litógrafos y grabadores lo pueden ver aqui:

Páginas 298-311

septiembre 17, 2014
por Rodrigo Ortega
0 Comentarios

La Encuadernación: soporte de la cultura escrita e impresa por Eusebio Arias Casas

Rollo en pergamino. Reconstrucción arqueológica: Eusebio Arias

La encuadernación es uno de los oficios más antiguos dentro del mundo de las letras y los libros y su conocimiento permite conocer, no solo cómo se han hecho los libros, sino la cultura y la historia de la humanidad. En nuestro país, desde los tiempos de la Colonia se desarrollaron innovaciones y aportes que todavía hoy son motivo de interés.

¿Cómo se puede definir el término encuadernar? ¿Qué es la encuadernación como proceso en la formación de un libro? ¿En que momento se origina este arte? El término significa “atar”, “ligar”; “relier” en francés, “ligare” italiano. También se encuentra en el vocablo latino “re ligatoria”, palabras utilizadas comúnmente y que han hecho carrera a nivel internacional para designar este arte.

La encuadernación como proceso artesanal no es otra cosa que unir a través de estaciones de costura los diferentes fascículos que conforman la anatomía de un libro. En una segunda instancia, a este se le efectúa el tejido de su capitel y se le colocan tapas en madera, papiro o pergamino, entre nervios. Se le aplican encierros o broches en metal o cuero, y finalmente se embellece con un fino decorado en pedrería o con hierros de diferentes tamaños, formas y diseños.

La encuadernación surge en un periodo de transición entre las tabletas de cera o de madera y el códice. En este punto se da el paso trascendental del rollo al códex, del cilindro al paralelogramo.

Famosas son, entre muchas otras, las tabletas de cera de origen romano encontradas en Herculano, en la actual Italia, pertenecientes al banquero Caecilius Iacundus, en el siglo I d.C. Se trata de pagares conformados por dos tabletas articuladas a través de orificios marginales, a los cuales se le introducían anillas de cuero y en una segunda instancia se protegía con una tercera (triptychus). Estas se pueden considerar como un antecedente remoto del códice o libro con tapas de madera, papiro aglutinado o pergamino, pues su morfología así lo indica. Las tabletas tuvieron usos múltiples que incluyeron la  correspondencia, los cuadernos de notas utilizados por los comerciantes, y hasta usos escolares.

La encuadernación en su formato códice con estaciones de costura en su pliegue interior se establece en el norte de África, hacia el siglo III d.C., exactamente en el Egipto cristianizado. Los coptos o egipcios cristianos, reclaman para si la paternidad de este hallazgo que con justa causa ha enriquecido la cultura alrededor del libro durante más de diecisiete siglos.

tabletas

Tabletas romanas S. I d. C.

LA ENCUADERNACIÓN EN BOGOTÁ

Con la adquisición de libros antiguos que contienen temas relacionados con la vida cotidiana, sucesos históricos de la ciudad y en su efecto del país en general, el Archivo de Bogotá ha creado un fondo patrimonial que se caracteriza por tener ejemplares, en su mayoría, con encuadernaciones artesanales santafereñas de influencia bizantina y venecianas de mediados del siglo XVIII, período en que declinaron las denominadas encuadernaciones clásicas y se inició una etapa en que las encuadernaciones son mucho más sencillas, depuradas y menos cuidadosas frente a sus modelos precedentes.

Sin embargo, existen ejemplares como la Historia de Cristo Paciente, impreso por Antonio Espinosa de los Monteros en el año de 1787 en Santafé, cuya particularidad radica en tener una influencia de las encuadernaciones coptas. En esta,  la mencionada costura se desprende del procedimiento técnico con los cuales los coptos fijaban el cuerpo del libro a las tapas en madera. Esta no  es una novedad en las encuadernaciones de Espinosa de los monteros, porque se trata de una costura que se difundió anteriormente por territorio europeo, especialmente en Italia y España, donde encontramos algunos ejemplares encuadernados mediante este método y que fueron de gran difusión en las universidades de la Nueva granada, como el Arte de Construcción de fray Pedro Masusteguí impreso en Roma en el año de  1712.

La edición de la Historia de Cristo Paciente, impreso en dos volúmenes, presenta características especiales que vale la pena resaltar. En  primer  lugar, desde el punto de vista arqueológico, antes de su intervención, sus componentes estructurales adquieren categoría de evidencias forenses porque nos indicaron cómo funcionó uno de los primeros talleres bogotanos.

El libro en mención carecía de cubierta, sin embargo conservaba algunos elementos mínimos que indicaban que su cubierta era flácida, con material en pergamino, posiblemente “charta ovina”, que su capitel tenía escasas puntadas en cadeneta, su “alma” era en pergamino y una costura al bloque del libro efectuada con maestría. Elementos que indican, sin lugar a dudas, que había sido encuadernado por Antonio Espinosa de los Monteros.

De este impresor Sevillano radicado en Santafé hallamos en el convento de los Carmelitas Descalzos de Villa de Leiva un tercer ejemplar con el mismo título y fecha, perfectamente encuadernado, que presenta las siguientes características y que se emparenta con las encuadernaciones clásicas del siglo XVIII. Tiene costura estilo copto, capitel en cadeneta sobre “alma” en pergamino con núcleo de sujeción en cada uno de sus extremos. Este capitel es novedoso en la forma de resolver el tejido en pequeños espacios de una manera segura y decorativa; correhuelas de torzal y broches en pergamino adornados con canicas  de sus extremos.

La particularidad que presenta este capitel  es que no se ha encontrado hasta el momento  ejemplar alguno de libros europeos o colombianos  de los siglos XVII y XVIII en los fondos antiguos de las Bibliotecas Luis Ángel Arango, Nacional o la Biblioteca Emilio Valenzuela de la Universidad Javeriana,  con las especificaciones de los efectuados en las encuadernaciones de Antonio Espinosa de los Monteros. Esto nos demuestra, mientras no aparezca un ejemplar diferente  que nos lo desmienta, que se trata de una invención de nuestro ilustre  impresor y con el cual hace un aporte a la encuadernación de su tiempo.

Primer libro impreso en Colombia. Biblioteca Histórica Archivo de Bogotá

Primer libro impreso en Colombia. Biblioteca Histórica Archivo de Bogotá

El volumen II de la Historia de Cristo Paciente presenta unas características muy especiales en la composición de su estructura funcional. En primer lugar hay que decir que su encuadernación la realizaron los ayudantes y aprendices en el taller de Espinosa. Sus características así lo indican, pues  observamos que la citada encuadernación se compone de una amalgama de procedimientos técnicos sin definición específica.

Con la aparición de la imprenta era recurrente que en los talleres de impresión se efectuara también la encuadernación. De tal suerte que existía la practica de contratar ayudantes que a la vez servían de aprendices. En otras, se trataba de miembros de la misma familia del impresor. De esta manera se formaban y surgían los nuevos profesionales en el oficio.

Muchas de las encuadernaciones originales de libros impresos en Colombia han desaparecido, unas veces por culpa de los bibliófilos quienes hacían los encargos en los talleres de acuerdo a la moda o costumbre de la época, otras, por el desconocimiento que los encuadernadores tenían  de los diferentes estilos de encuadernación o porque en su intervención la encuadernación se entendía como una disciplina subsidiaria  de la restauración. En los tiempos modernos  esta orientación ha cambiado, de tal suerte que la encuadernación se ha interpretado como parte integral de su conservación.

No es raro entonces que esta haya sido la suerte corrida por las encuadernaciones de la Imprenta Patriótica de Antonio Nariño. La mayoría de libros impresos en esta fueron reencuadernados de manera arbitraria, recurriendo muchas veces a técnicas holandesas, francesas o inglesas de corte moderno.

Sin embargo, en el fondo patrimonial del Archivo de Bogotá encontramos un ejemplar en perfectas condiciones de conservación, a tal punto que podemos aproximarnos a lo que fueron las encuadernaciones en el mencionado taller. Se trata de la Explicación Breve de Oraciones, compuesto por el padre Yarza, impreso posiblemente entre los años de 1796 o 1797, que conserva intacta su costura, la cual reclama su independencia frente a las demás de su propia estirpe, en el sentido que es autónoma,  y original. Si bien es cierto que no se trata de un procedimiento de gran envergadura como otras tantas del siglo XVIII, su originalidad consiste en la forma como el encuadernador resuelve la costura única del cuerpo del impreso unida a la cubierta flácida en pergamino. El dominio de la técnica nos hace pensar que es autoria de Diego Espinosa de los Monteros, miembro  de una  familia de impresores que se inició con don Antonio Espinosa.

A manera de colofón resta decir que la encuadernación es uno de los ejes centrales del libro, el artefacto con la cual se ha preservado el conocimiento, la memoria de antiguas tradiciones, el pensamiento y la cultura. De ahí su fundamental aporte a la historia de la cultura y su permanencia hasta el siglo XXI.

EUSEBIO ARIAS CASAS
Bogotá, marzo de 2014

GLOSARIO

Broches: piezas en cuero o metal que presentan algunos libros, cuya finalidad es la de mantener cerrado el libro
Cabecera: Cada uno de los bordes superior e inferior de un libro.
Capitel: Tejido en forma de cadeneta, efectuado con hilos de colores, ubicados en el corte superior e inferior del libro Su finalidad, aparte de la decoración, es la de asegurar la cubierta al cuerpo del libro.
Codex: conjunto de cualquier material unidas entre si mediante en su margen interno, mediante anillas metálicas o material fibroso.
Códice: libro o manuscrito compuesto por material flexible, unidas entre si por el margen interno y protegido con tapas duras o flácidas.
Entre nervios: Tiras o bandas en pergamino o papel que se aplican en el lomo del libro. Su finalidad es la de asegurar los distintos fascículos o cuadernillos.
Fascículo: cada uno de los folios o cuadernos que conforman un libro
Nervios: relieves transversales conformados por cordeles en cuero, pergamino o fibra vegetal, sobre los cuales se efectuá la costura con la ayuda de un telar.

BIBLIOGRAFÍA

CHECA CREMADES, José Luis. (2003). Los estilos de Encuadernación ( siglo III d. C.- siglo XIX). Ollero/ Ramos. Madrid.
LAFAYE, Jacques. (2002). Albores de la Imprenta: el libro en España y Portugal y sus posiciones en ultramar (siglo XV-XVI). Traducción Héctor Guillermo Alfaro López, Fondo de Cultura Económica, México.
Ruiz, Elisa. (1988). Manual de codicología. Fundación Germán Sánchez Ruipérez. Madrid.
Arqueología reconstructiva: Eusebio Arias casas
Fotografías: Iván Gómez

Revista "de Memoria" donde fue publicado el presente artículo

Revista “de Memoria” donde fue publicado originalmente el presente artículo

septiembre 1, 2014
por Rodrigo Ortega
0 Comentarios

Cincuenta Años de la Fábrica de Papel Loreto

IMG_0053

De las personalidades mas influyentes en la industria papelera mexicana han sido sin lugar a dudas Albert y Hans Lenz, padre e hijo respectivamente, el segundo por sus investigaciones en torno a la historia del papel en México y el primero por la fundación y puesta en marcha en 1905 de la Fábrica de Papel de Loreto.

Ya que los dos discursos de los que consta esta obra documentan la vida y obra de este industrial de origen alemán, los dejo con la descarga del documento.

Descargar PDF (50 MB)

Cincuenta Años de la Fabrica de Papel Loreto